in

Siete drones para llevar la diversión al aire


Hubsan X4 H107
Hubsan X4 H107

Últimamente, las historias de drones que aparecen en los medios nos hablan sobre los intentos de comercializar sus capacidades vía entregas a domicilio, o sobre el ataque (y posterior caída) con un arma de fuego. Mientras que los gobiernos tratan de establecer cuál es el estatus legal definitivo de los drones, el consumidor se arroja a la Web para explorar toda clase de opciones, desde las más básicas y económicas hasta aquellas preparadas para cargar cámaras y otros elementos. Hoy te presentamos a siete de ellas.

Si crees que ha llegado el momento de comprar un dron, entonces sabes que esa decisión demanda una investigación previa muy importante. El mercado de los drones ha explotado, y las diferencias de precios pueden ser tan amplias que se hace difícil saber por dónde empezar. Una cosa es segura: Volar un dron no es lo mismo que controlar un coche RC. El nivel de responsabilidad es mucho más alto, y créeme cuando digo que lo último que necesitas es un conflicto causado por un dron. Otra cosa a tener en cuenta es el presupuesto, y esto no se limita al dron, sino que también alcanza a los accesorios disponibles. Una vez que el dron esté en tu hogar vas a querer baterías, aspas con mayor rendimiento, mejores cámaras, y un largo etcétera. La lista que presentaremos hoy intenta cubrir todo el espectro (desde «casual» hasta «muy exigente») sin sacrificar disponibilidad. Dicho eso, comencemos:

Syma X5C

Syma X5C
Syma X5C

Uno de los modelos más vendidos, y no es casualidad. Su equilibrio entre precio y rendimiento es adecuado para cualquier entusiasta de los drones que busque ganar sus primeras alas. La batería principal le permite realizar un vuelo promedio de seis minutos, pero eso debería ser suficiente para obtener buenas tomas con su cámara 720p. El Syma X5C es un sólido punto de partida, a pesar de tener hermanos mayores en diferentes colores. (53 euros)

Parrot AR.Drone 2.0

Parrot AR Drone 2.0
Parrot AR Drone 2.0

Para muchos usuarios, el Parrot AR.Drone 2.0 es «sinónimo» de dron. Muy fácil de volar, una notable cantidad de accesorios, buen soporte oficial, y tres diseños de camuflaje diferentes son algunas de las razones que justifican su alto precio. No lo vamos a negar: El Parrot AR.Drone 2.0 tiende a ser caro, pero aquellos que decidieron pagar el premium no se han arrepentido. (246-276 euros)

DBPOWER Hawkeye FPV

DBPOWER Hawkeye
DBPOWER Hawkeye

Uno de los detalles más importantes para un dron es la posibilidad de controlarlo a través de una perspectiva en primera persona. Ese es uno de los puntos a favor que posee el DBPOWER Hawkeye. Su cámara con resolución VGA no ganará ninguna competencia de fotografía, pero te ayudará ver hacia dónde lo diriges, con ayuda de su soporte WiFi y un smartphone. Ocho minutos de vuelo, tecla de regreso automático y dos ruedas de aterrizaje cierran el combo. (166 euros)

Ninco Max Cam

Ninco Max Cam
Ninco Max Cam

Si lo que buscas además de un modelo intermedio es un aspecto más furtivo para el dron, pero no estás dispuesto a pagar los casi 300 euros de un Parrot, tal vez quieras darle un vistazo más de cerca al Ninco Max Cam. Cuatro canales de radiocontrol, tres velocidades que adaptan al dron a la experiencia del piloto, cámara integrada, distancia límite de unos 100 metros y unos 8-10 minutos de vuelo definen al Ninco Max Cam. (130 euros)

Hubsan X4 H107

Hubsan X4 H107
Hubsan X4 H107

Si dejamos a un lado las cámaras, los sistemas automáticos de retorno, y aspectos como el tamaño, lo cierto es que el dron no necesita ser muy complejo, ni tampoco costoso. Estos parámetros especiales nos ubican frente al Hubsan X4 H107. Entiendo que algunos lo ven como un simple juguete, pero la opinión de sus dueños es excelente en la Web, destacando sus (casi) diez minutos de vuelo, y su gran utilidad como dron de entrenamiento. (40 euros)

Cheerson CX-10

Cheerson CX-10
Cheerson CX-10

Ahora sí: Los drones pueden asumir muchos roles, y el de «juguete» no es la excepción. Todo lo que se necesita es un diseño compacto, un mando sencillo, valores de vuelo aceptables, y por supuesto, un precio superador. El Cheerson CX-10 tiene todo eso, y algunas cosas más. Su rango de veinte metros lo hace ideal para aterrizarlo en los lugares más extraños de la sala de estar… o romper un par de hélices en el proceso. Por menos de 25 euros, ¿qué puede fallar? (24 euros)

DJI Phantom 2

DJI Phantom 2
DJI Phantom 2

Para finalizar, hagamos que el presupuesto vuele por los aires junto al dron. La gente de DJI ya tiene modelos superiores en su página oficial, pero la reputación del Phantom 2 no puede ser tomada a la ligera. Soportes para cámaras GoPro y baterías especiales marcan el ritmo de sus accesorios, y con un vuelo de 25 minutos, es imposible quejarse en ese punto. Si estás dispuesto a gastar más de 500 euros por un dron, puede que esto sea lo que buscas. (532 euros)

Hasta aquí hemos llegado. Como siempre, mantenemos la esperanza de que algún modelo mencionado aquí merezca tu atención, o al menos, te sirva como referencia para explorar otras marcas y especificaciones. ¿Tienes un dron para sugerir? Comentarios, comentarios, comentarios. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Big Sur: Facebook declara open source a su servidor de inteligencia artificial

Tortugas Ninjas 2: El ataque de Bebop y Rocksteady (Trailer)