in

Smartstones: Transformando pensamientos en palabras, a través de la tecnología


Cada vez que queremos decir algo, lo más probable es que podamos hacerlo. Tal vez no sea lo más útil o lo más inteligente que haya salido de nuestra boca, pero el punto es que tenemos esa posibilidad. Ahora… hay mucha gente allá afuera que no la tiene. Diferentes condiciones limitan o directamente reducen a cero la capacidad de hablar, cortando una vía crítica de comunicación con el resto del mundo. Una compañía llamada Smartstones aspira a cambiar esto utilizando tecnología basada en electroencefalografía, y una aplicación móvil. Dicho de otro modo: Convertir pensamientos en palabras.

Uno de los ejemplos más contundentes en el uso de la tecnología para restaurar, al menos parcialmente, la capacidad de comunicación de una persona, es el de Stephen Hawking. Su esclerosis lateral amiotrófica continúa avanzando, pero nuevos desarrollos le han permitido compartir sus pensamientos con el mundo, aún si su velocidad es de apenas una o dos palabras por minuto. El cuerpo falla, sin embargo, nuestras mentes siguen funcionando. Lo que necesitamos son puentes, vías alternativas para convertir aquello que pensamos, en lo que queremos decir. Mis palabras llegan a los lectores de NeoTeo principalmente a través de un teclado, un método mecánico y efectivo, pero que demanda cierta capacidad motriz. Stephen Hawking y muchos otros no la poseen. ¿Dónde está el «teclado» para todos ellos? ¿Dónde están los puentes…?

La gente de Smartstones habla sobre una «democratización de la voz». La expresión suena un poco extraña, pero no si cambiamos de perspectiva: Lo que para nosotros es algo común y corriente, para otros es un privilegio inalcanzable. La primera parte del plan de Smartstones se basa en :prose, una app compatible con iOS que convierte tacto y gestos en palabras. Gracias al vídeo de presentación descubrimos que :prose tiene un gran potencial en el entorno educativo, pero hay algo aún más poderoso. El :prose, combinado con un sistema EEG al estilo del Emotiv Insight o el Epoc, le da al usuario la posibilidad de «pensar» esos mismos gestos, provocando que :prose hable como si estuviera interactuando con el software directamente.

En la compañía destacan que la curva de aprendizaje es muy sencilla, y que podría reducir a minutos las sesiones de entrenamiento, cuando otros sistemas mucho más complejos demandan años de prueba, error, y adaptación. El precio de la aplicación por sí sola es de 59 dólares, y como mencionamos más arriba, su compatibilidad se limita a iOS. Cualquier interesado en aplicar :prose en las aulas puede acceder a una suscripción de diez dólares mensuales, mientras que el programa EEG se encuentra en fase beta, y requiere registrarse. En lo personal, les deseo lo mejor, y espero que su éxito dispare el desarrollo de programas similares, más avanzados, y por qué no económicos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Last Audit: Auditoría de seguridad para tu ordenador

Un diamante rompiéndose bajo presión hidráulica