in

Sony A6100: La nueva integrante en una de las mejores series Sony

¿Vale la pena ya, o es preferible esperar?


Con más de cinco años sobre los hombros, la Sony Alpha A6000 sigue en producción, todo un testamento a la estabilidad, compatibilidad y excelente relación precio-rendimiento de esta serie mirrorless. Lógicamente, hoy esa cámara tiene hermanas mayores y superiores en la forma de la A6300, A6400 y A6500, pero el gigante japonés decidió sumar un modelo más, la Sony A6100. Ubicada desde un punto de vista técnico entre la A6000 y la A6400, esta nueva unidad apunta al clásico «mejor de ambos mundos», optimizando puntos débiles previos, y por supuesto, recibiendo algunos recortes.

Entonces, ¿por qué? ¿Por qué lanzar una cámara adicional dentro en una línea que ya demostró ser bastante robusta? Una de las primeras razones que citan nuestros colegas es la del costo, pero este beneficio no es inmediato, y la Sony A6100 arrastra un premium que la deja en conflicto con sus propias hermanas. Por ejemplo, todo aquel que desee ahorrar hasta el último euro puede obtener el cuerpo de la A6000 por 350 euros, mientras que la A6400 tiene un precio de 950 euros, el mismo valor de preventa que encontramos en la Sony A6100.

¿Acaso eso nos hace perder interés en la nueva mirrorless? Todo lo contrario. Las cámaras inevitablemente ceden un poco de su valor en el mercado, y su disponibilidad varía dependiendo de la región. Con paciencia, la Sony A6100 debería transformarse en una opción muy competitiva, aún frente a otras opciones de la misma compañía. ¿Qué es lo que cambia en este nuevo modelo? Veamos:


Sony A6100: Superando a un clásico

La Sony A6100 incluye un «modo selfie» para su pantalla

Anunciada a fines de agosto, la Sony A6100 presenta un sensor CMOS de 24.2 megapíxeles efectivos, acompañados por el procesador de imágenes Bionz X. Su sensibilidad ISO se extiende 100 a 32.000 con un Boost superior de 51.200, mientras que la velocidad de obturación oscila entre 1/4000 y 30 segundos. Su pantalla de tres pulgadas es táctil y abatible hasta 180 grados (modo selfie) con una resolución de 921.600 puntos. Por el lado del viewfinder, nada extraño: El módulo OLED de la A6400 llega a 2.36 millones de puntos, pero en la Sony A6100 es de 1.44 millones, igual que la A6000. La cobertura se mantiene sin cambios, al 100 por ciento.

Uno de los aspectos más positivos en la serie 6000 es su sistema de autoenfoque, y la buena noticia es que la Sony A6100 se ubica al mismo nivel de sus hermanas mayores, con una configuración híbrida basada en 425 puntos de detección de fases y detección de contraste, que incluye rastreo en tiempo real, y detección de ojos en animales. La cobertura de esos puntos se extiende al 84 por ciento del sensor, y si comparamos estos valores con el autoenfoque de la A6000, el salto de calidad es imposible de ignorar. Sony reporta que el tiempo de adquisición es de apenas 0.02 segundos. Imagino que el valor final tendrá alguna variación dependiendo de las condiciones de luz, pero no deja de ser impresionante. ¿Una mancha en su expediente? Las opciones aún son un poco incómodas.


Contoles físicos sencillos, como en toda la serie 6000

Algo que no recibió modificaciones en relación a la A6000 es la velocidad del Burst. La Sony A6100 alcanza un máximo de 11 FPS, con parámetros alternativos de 8 (live view), 6, y 3 FPS. La novedad aquí es que Sony optimizó el tamaño del búfer. Con la A6100 podrás disparar 76-77 imágenes JPEG, o 31 combinando JPEG y RAW. Las imágenes JPEG se ven fabulosas, y admito que los resultados RAW no se quedan atrás… pero no son lossless.

Lógicamente, la Sony A6100 sigue un diseño muy familiar en cuanto a interfaz. Las opciones físicas de personalización se limitan a dos botones, C1 y C2, idénticos a la A6300 y A6400, pero la facilidad de uso general está garantizada. El cuerpo de la A6100 es un poco más liviano en comparación con sus hermanas, un detalle probablemente asociado a la adopción de plástico (en reemplazo de la aleación de magnesio), y la ausencia de sellado contra el clima. Punto a favor: LA Sony A6100 suma un puerto para micrófono externo.


Dos diales, un par de botones… y nada más

El dial de modo de la Sony A6100 es una réplica del dial en la A6400: Full Auto, Automático Programable «P», Prioridad de Apertura «A», Prioridad de Obturación «S», Manual «M», Recuperación de Memoria «MR», modo de Película, Cámara Lenta y Rápida «S&Q», modo Panorámico y Selección de Escena «SCN». Para más detalles, Sony ofrece una guía de ayuda en línea, y un PDF con su versión reducida.


1-80 f1.8 ISO 100
1-640 f1.8 ISO 160
1-3200 f1.8 ISO 100

A la hora de grabar vídeo, la Sony A6100 es compatible con 4Kp30 a 100 megabits por segundo con crop, o puedes aprovechar el oversampling por debajo de p25. De un modo u otro, debemos estar dispuestos a aceptar una pizca de rolling shutter en escenas con mucho movimiento, pero eso no modifica el hecho de que la calidad final sigue en niveles que otras mirrorless envidian. Además, también incluye modos 1080p120 y 1080p100 para cámara lenta, y hasta el momento nadie ha reportado límites en el tiempo de grabación.



Accesorios para Sony A6100

Misma familia, mismos accesorios. Bueno… tal vez no en el caso de modelos superiores, pero casi nada ha cambiado con la Sony A6100 al momento de expandir su capacidad general. Con una inversión más que razonable podrás asegurar su portabilidad, almacenamiento, requerimientos de energía, e iluminación, entre otras cosas.


Baterías y alimentación

Una forma razonable de no disparar el costo es mantener intacto el formato de la batería, y eso es exactamente lo que hizo el fabricante con la Sony A6100. Cualquier módulo NP-FW50 compatible debería funcionar bien, y eso incluye a las baterías Gloxy disponibles por 25 euros en promedio. Al mismo tiempo, el cargador Gloxy 2 en 1 para casa y coche te ayudará a conservar baterías cargadas y listas para usar en cualquier parte. 420 disparos por carga no suenan nada mal, ¿pero por qué tirar los dados? ¡No te quedes sin energía!

El NP-FW50 es todo un clásico a esta altura

Trípodes y soportes

El cuerpo de la Sony A6100 queda un escalón por debajo de los 400 gramos, y eso nos dice que sus exigencias en materia de soportes no son muy altas. Un buen punto de partida en la búsqueda de un trípode para Sony A6100 sigue siendo el Gloxy GX-T6662A, con una altura máxima de 1.6 metros, 10 kilogramos de carga, patas antideslizantes y un precio muy atractivo. ¿Algo más compacto? El Clampod Takeway T2 sale al rescate. 40 kilogramos, modo trípode más estable, un agarre impresionante, y con apenas 200 gramos, te acompañará a donde sea.

El Takeway T2 es fuerte, y compatible con una amplia gama de dispositivos

Mochilas y bolsos

El cuerpo de plástico y la falta de sellado contra el clima no hacen necesariamente más débil a la Sony A6100, pero tampoco podemos descuidar aspectos como el almacenamiento y el transporte. Nuestra primera recomendación es la bolsa Delta 400a Fancier, con un diseño cómodo y robusto a la vez, interior acolchado, separadores modificables para que personalices su espacio, y disponible en tres colores diferentes. Nuestra segunda opción de hoy es la bolsa Vanguard Discover 22. Un poco más neutra en apariencia, pero podrás llevar cámara, dos objetivos, un flash, y hasta una tablet si lo deseas. Además, es resistente al agua. Por 15 euros más, creo que vale la pena dar el salto.


Flashes

Uno casual y otro profesional, todo cortesía de la gente de Godox, que ha logrado mantener una espectacular relación precio-rendimiento en sus productos. Por menos de 120 euros, puedes adquirir un Godox TT685, con alta velocidad de sincronización, amplios controles, y consumos modestos de energía (cuatro baterías AA). Un poco más arriba, descubrimos al fabuloso Godox V1, que estudiamos de cerca un par de meses atrás, y al que recomendamos sobre alternativas como el Profoto A1.

Un flash celebrado por entusiastas y profesionales

Kits especiales

Para finalizar, una opción destinada al mantenimiento de nuestra Sony A6100, y otra que tal vez nos ayude a extraer valor adicional. Proteger a esta mirrorless del polvo y los líquidos es un paso fundamental para su longevidad, y con 15 euros accederás a un kit de limpieza 6 en 1 Gloxy muy completo, que trae hasta un fuelle para remover las partículas más molestas. Y el segundo kit es un estudio fotográfico portátil de 40 x 40 x 40 centímetros, equipado con fondos intercambiables, un pequeño trípode para la cámara, y dos focos que te servirán muy bien en la fotografía de productos.

Combate el polvo con este excelente kit

Una gran cámara, sin dudas. ¿Pero cuál es el verdadero problema de la Sony A6100? En una palabra: Europa. Con una preventa estimada de 940 euros, ese número la ubica a la par de la Sony A6400, una opción definitivamente superior. Por lo tanto, mi recomendación al momento de escribir estas líneas es esperar. La A6100 tiene como objetivo principal reemplazar a la A6000, pero deberá ajustar su precio en consecuencia. ¡Buena suerte!


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Enlaces Recomendados de la Semana (N°532)

Los mejores programas DLL Injector