in

Sueño inducido: ¿el fin del insomnio?

El sueño sigue siendo uno de los grandes misterios de la biología. Todos los animales duermen, y la gente que es privada del sueño sufre física, emocional e intelectualmente. Pero aún nadie ha logrado explicar como el dormir repara el cerebro.
Giulio Tononi, un profesor de psiquiatría de la University de Wisconsin-Madison, ha descubierto como estimular las lentas ondas cerebrales que caracterizan los estados más profundos del sueño. Este descubrimiento podría servir para arrojar luz sobre el papel que juega el sueño en la salud humana.

Teóricamente, crear ondas cerebrales lentas a pedido podría conducir a un sueño “magnéticamente introducido”, que proporcionaría a cada paciente las 8 horas de sueño reparador que necesita. Sin ellas, se deteriora la capacidad de aprender, de pensar y de recordar.

Durante los periodos en que la actividad cerebral se compone básicamente de ondas lentas (cerca de 80 por ciento de horas de sueño), ondas de actividad eléctrica atraviesan el cerebro, más o menos una vez por segundo. En el paper presentado por Tononi y sus colegas describe el uso de un estímulo magnético-transcranial (TMS) para inducir estas ondas en voluntarios. Los investigadores registraron actividad eléctrica del cerebro mediante un electroencefalograma (EEG). Cada vez que se inducía un estímulo TMS a través del cuero cabelludo y del cráneo, en el cerebro se produjeron inmediatamente las ondas lentas típicas de un sueño profundo. Tononi dice que “con un solo pulso, podíamos inducir una onda idéntica a las ondas que el cerebro genera normalmente durante sueño.”

La posibilidad de crear estas ondas “a medida” podría significar que la cura para el insomnio esta cerca. Los mas optimistas sostienen que el uso de las ondas adecuadas podrían incluso permitir que el cerebro descanse lo suficiente en menos tiempo, con lo que bastarían unas 3 o 4 horas de sueño para estar “como nuevo”.Tononi sigue buscando la respuesta a la pregunta de fondo, es decir, porqué el sueño es necesario en el primer lugar. Si todos los animales duermen, dice, debe jugar un papel crítico en la supervivencia.

Muchos neurólogos creen que el dormir nos permite “limpiar” al cerebro de los acontecimientos del día. Si Tononi y su equipo logran crear una terapia que nos permita funcionar durmiendo la mitad del tiempo, le habrá regalado a cada ser humano unos 10 u 11 años de vida. ¡No esta nada mal!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EnergyTree, un árbol que te hace más ecológico

Batería solar enrollable