in

Synlimb: Una prótesis para controlar la música con la mente

Electrónica, DIY, y los límites transformados en ventajas


Synlimb

Por más que nuestro objetivo final sea restaurar miembros perdidos (o su funcionalidad básica si siguen presentes), debemos reconocer que el avance en el desarrollo de prótesis ha sido notable. Al mismo tiempo, algunos modelos esencialmente se comportan como plataformas electrónicas que piden a gritos ser hackeadas, y eso fue lo que hizo Bertolt Meyer, profesor de psicología, DJ y entusiasta de la electrónica. Gracias a su módulo Synlimb, puede transmitir órdenes y controlar un sintetizador modular con una velocidad muy superior a la que permite su prótesis.

No son pocos los que han convertido a Cyberpunk 2077 en una especie de meme con hacks extraños y trucos de electrónica, pero la idea central de una relación mucho más estrecha con la tecnología no es para nada descabellada, y hay casos especiales que merecen nuestra atención y admiración. Uno de esos casos es el de Bertolt Meyer, profesor de psicología que nació sin su antebrazo izquierdo. Meyer utiliza una prótesis avanzada que funciona de maravillas, aunque sufre de algunas limitaciones naturales.

Resulta que Meyer también es DJ, y la velocidad de respuesta de su prótesis (sin olvidar la falta de precisión al manipular objetos pequeños) no es del todo adecuada para los rápidos cambios que requiere un sintetizador modular. Sin embargo, esos cambios se pueden realizar con pequeñas variaciones de voltaje inyectadas a través de un plug, casi como si fuera un mando a distancia. Ahora, la prótesis de Meyer funciona con dos electrodos que detectan la actividad muscular, y al registrar sus valores con un multímetro descubrió que eran demasiado bajos, en el orden de 1.5 voltios. Lo que necesitaba a partir de aquí, era una forma de amplificar ese voltaje…



Meyer no se considera un ingeniero, pero tiene ciertos conocimientos básicos de electrónica. El DJ descubrió que la solución estaba escondida en su «KOMA Elektronik Field Kit» (al que cualquier interesado puede adquirir hoy por 230 euros), ya que cuenta con la función de amplificación. Al entrar en contacto con los fabricantes (Wouter y Christian) y explicar lo que quería hacer, recibió una copia del circuito en menos de cinco minutos. Meyer logró fabricar un prototipo compatible con uno de sus electrodos, pero la historia no termina allí.



Aprovechando su tiempo libre, Christian de KOMA decidió diseñar un circuito personalizado para que Meyer pueda usar los dos electrodos a la vez. El esposo de Meyer (Daniel) se encargó de crear un soporte con una impresora 3D, y el resto fue cuestión de conectar el módulo a la prótesis (la interfaz fue extraída de una vieja mano que ya no funcionaba).

De este modo, Meyer logra establecer un enlace entre su mente y el amplificador, pasando por los músculos, los electrodos y el módulo bautizado Synlimb. Por supuesto, todavía requiere un poco de práctica, pero está tan acostumbrado a generar señales con sus músculos, que el entrenamiento debería ser mínimo.


Bertolt Meyer en YouTube: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Inteligencia Artificial

Escucha una nueva canción de rap hecha con inteligencia artificial

Davos

«La colección de Davos»: Subasta del código genético de las personas más influyentes del mundo