in ,

The Freenet Project, P2P anónimo

Como su nombre sugiere, el proyecto FreeNet está relacionado con las redes, y el software libre. Concretamente, se trata de una red P2P descentralizada especialmente diseñada para evitar intentos de censura. El anonimato total es uno de los pilares de su seguro éxito. Entérate de cuales son sus características.

No es un secreto para nadie que, en muchas regiones del planeta, la censura está presente en todos los medios, incluida Internet. Incluso empresas, que en unos países no tienen problemas en permitir cualquier tipo de contenido, en otros no tienen más remedio que obedecer al gobierno de turno y limitar ciertas manifestaciones. En muchos países hay, incluso, un ministerio u oficina oficial encargado de administrar la censura.

Aquellos que no se resignan a que otro les imponga reglas sobre qué tipo de pensamientos son ofensivos, aceptables o peligrosos buscan maneras alternativas de comunicarse entre sí. Y una de las formas de lograrlo es Freenet, una red que utiliza el ancho de banda y espacio de almacenamiento de los ordenadores de sus participantes para permitir publicar o conseguir información de todo tipo sin perder el anonimato.

El objetivo final de Freenet es impedir que un grupo imponga ideas sobre el otro. Para formar parte de la red, es indispensable que el aspirante a miembro tenga el compromiso de permitir el tráfico de aquellos contenidos que resulten incómodos para el mismo, ya que si no lo hiciera, se estaría transformando él mismo en un censor.

Desde el punto de vista tecnológico, Freenet permite el almacenamiento de documentos y su posterior acceso. Para ello se dispone de una clave de acceso asociada, lo que impide que sea posible censurarlos. Al mismo tiempo, ofrece anonimato tanto al que publica el documento como a la persona que lo descarga.

La estructura de la red P2P que sirve como nexo para los usuarios de Freenet está diseñada como una red no estructurada de nodos no jerarquizados, que se transmiten mensajes y documentos entre sí. Estos nodos pueden comportarse de dos maneras diferentes: como nodos finales, desde donde empiezan las búsquedas de documentos y se presentan al usuario, o como nodos intermedios de enrutamiento. Estos nodos almacenan documentos, asociaciones entre documentos y claves y tablas de enrutamiento que asocian a los nodos entre sí.

Si un usuario desea ver un documento, envía una solicitud (con la clave del documento incluida) a un nodo cualquiera. En caso de que ese nodo no tenga el documento, le pasa el pedido a otro de la red, basándose en la tabla de enrutamiento. Este proceso se repite hasta dar con el documento o hasta pasar por un número máximo de nodos que se puede configurar. El documento hallado sigue el camino inverso por los nodos hasta llegar al usuario que realizó la búsqueda.

Cada nodo tiene la capacidad de decidir si almacena o no los documentos que “pasan” por él. Esto no solo ahorra tiempo y ancho de banda en peticiones futuras, si no que dificulta los intentos de censura, ya que es imposible determinar el origen del documento.

Un proceso similar se lleva a cabo cuando se intenta subir un documento, para evitar que no sea un duplicado de uno que ya está en la red. La conexión entre nodos, así como la ubicación de los documentos en los nodos es completamente al azar.

Para que los usuarios puedan interactuar con la red Freenet, se ha creado una interfaz web llamada Fproxy que puede ser accedida desde cualquier navegador web. Desde ella accedemos a los “Freesites”, el equivalente de los sitios web dentro de Freenet. Desde esta interfaz también es posible manejar las conexiones con otros nodos, obtener estadísticas del funcionamiento de los nodos, revisar listas de downloads y uploads, etc.

Evidentemente, Freenet está diseñada cuidadosamente, y tiene un gran futuro. Seguramente será un paraíso para los prosumers, que sacarán provecho de la posibilidad de expresarse libremente y sin censuras.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Prosumers, la revolución que viene

Las mejores películas de fanáticos