in

TimeComX: Automatizando tareas

Existen funciones específicas dentro de Windows que pueden ser utilizadas de forma más eficiente si el usuario interviene de forma directa, pero es casi inevitable que invocar dichas funciones de forma manual y periódica se convierta en algo tedioso. El Programador de Tareas integrado a Windows permite automatizar muchas operaciones, pero TimeComX le ofrece al usuario un control mucho más fino y preciso, utilizando como referencia valores al estilo de utilización del CPU o ancho de banda disponible.

Consideremos por un momento que tienes una portátil. En esta clase de ordenadores es importante mantener una administración estricta de la batería para evitar terminar repentinamente "a oscuras", en esos momentos en los que no hay acceso a ningún tomacorriente. Por supuesto, esto también puede aplicarse a un ordenador de escritorio, si quieres una utilización más eficiente, al mismo tiempo que buscas bajar la cuenta de electricidad algunos billetes. Hay períodos en los que el sistema simplemente está encendido sin hacer nada. Esto se traduce en un desperdicio de tiempo y energía, y dicho desperdicio es acumulativo. Entonces, supongamos que cada vez que te alejas del ordenador, un programa detecta que no hay movimiento del ratón o ingreso de datos por el teclado, y que la actividad tanto del CPU como de la conexión de red baja a niveles mínimos. En ese momento, el programa coloca al ordenador en suspensión, esperando a que regreses.

Claro que es posible ajustar la administración de energía de Windows para lograr un efecto similar, pero la diferencia es que TimeComX resulta mucho más flexible. No sólo es posible administrar de forma más ajustada los cambios de estado en el ordenador, sino que también se puede asignar un cronómetro para ejecutar un archivo, o incluso bloquear el ordenador (la tecla de Windows más la L puede hacer esto, ¿pero qué tal si te olvidas?) También puedes utilizar TimeComX para programar el apagado del ordenador. Por ejemplo, si alguno de los bajitos en la casa tiene un tiempo limitado para utilizar el ordenador, digamos dos horas. Sólo basta con asignar dos horas al cronómetro de TimeComX, y especificar el apagado del ordenador como tarea. En caso de que un usuario no autorizado quiera alterar estos parámetros, también es posible asignar a TimeComX una contraseña, e incluso deshabilitar el Administrador de Tareas, para impedir un cierre forzado de TimeComX a través de su proceso.

Si bien no es la herramienta de automatización más elaborada que hemos visto, sus funciones básicas trabajan a la perfección. Como beneficios adicionales, TimeComX es completamente gratuito, y puede ser utilizado de forma portátil desde un pendrive. No hemos tenido problemas de estabilidad, incluso bajo Windows 7 de 64 bits (no imaginan la cantidad de programas que aún no funcionan en ese sistema), y para aquellos que tengan problemas con el inglés, TimeComX tiene soporte para idioma español. A pesar de su apariencia simple, es posible pensar más de una situación en la que TimeComX resulta útil, y tal vez se te ocurran una o dos para darle una probada.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Canon crea un sensor de 120 megapíxeles

Commodore anunció réplica de C64