Tiradero Visual de la Semana (N°10)

Lista abierta
27 envíos

¡Prepárate para un viaje visual por 27 destinos diferentes! Un viaje en donde cada parada brinda una experiencia: risa, asombro o hasta enojo. Un recorrido por las mejores imágenes que este servidor ha podido encontrar durante la semana, curadas entre cientos de otras que se disputaban el podio pero se quedaron cortas. ¡Bienvendio al Tiradero Visual! Mi aporte de esta semana es la foto de la cerda preñada. ¡Oink!

Deja tu voto

18 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 22

Upvotes: 20

Upvotes percentage: 90.909091%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 9.090909%

Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

29 Comments

Deja una respuesta
  1. Excelente sección Ferzzola!!
    Esta es la primera vez que comento aquí, pero es que no puedo quedarme callado….. XD
    Espero que mi respuesta también sirva como sucedáneo de la “anécdota” que pedía demente, aquí voy:

    Como siempre una selección impresionante, pero la imagen No.20 llamó especialmente mi atención. Dado que trabajo en el sector, pude reconocerla rápidamente: es una imagen de la película de Serie B “BUNNYMAN” o algo así, casi prefiero no recordar demasiado de aquel trabajo XD. Tuvimos el “honor” de trabajar con ella y no solo eso, diré también que revivimos aquel “honor” al recibir, por parte de un cliente habitual, la SEGUNDA PARTE DE LA PELÍCULA (“Buunyman Revenge” o algo así… ya sabes) hace unos meses. Decía mi abuela que “para gustos, los colores” y desde luego que seguro tiene su público, pero esa es sin duda, en la humilde opinión de un servidor, ¡¡LA PEOR PELÍCULA con la que haya trabajado jamás!! Desde el guión, a los actores, pasando por los efectos visuales o de sonido……. ¡¡¡No se salva NADA!!!, ¡¡¡NI SIQUIERA CON UNA BOTELLA DE VODKA!!!

    En fin, ya me he quedado a gusto… ^__^

    Venga, muchas gracias por alegrarme los jueves Fer, sigue así!
    Lloyd

    • Jajajajaja, ¡esa sí que es una anécdota! No la conocía a la peli, y mira que me afano de saber mucho de cine, pero me atrajo mucho la imagen. ¡Y ahora me picó la curiosidad! ¿Qué tan mala puede ser? Le voy a dar una oportunidad con un poco de buena hierba en algún momento. ¡Gracias por comentar, Lloyd! ♥

  2. Debo hacer una queja formal: Lisandro Pardo también esta esta haciendo sus tiraderos visuales, pero no tiene gracia, no hay anécdotas, el pobre muchacho esta medio perdido, no responde a los comentarios, en fin . . .

  3. Primero que nada ¡Feliz inicio de año Ferzzola!, aunque un poco tarde es mejor que nunca.

    Yó tuve una de esas monedas del chuck E cheese y me la encontré dentro de un sofá o sillón junto a otros tesoros de material porno jaja.. saludos.

    • ¡Feliz año, Belmont! Todos tuvimos un escondite de porno. Bah, “tuvimos”, como si aún hoy no tuviéramos alguna carpetita oculta en el disco llena de chanchadas 😀

  4. Muy buenas. Me encanto la del pato que infla el “humano” a su patito jajajaja. Hablando de cine, ya vi la de “Touch of evil”. La primera escena está muy bien realizada, que buen director Orson Welles. La fotografía excelente.

    Gracias Max por la recomendación, propongo que si no hay anécdota, recomiendes alguna película que ver, hay muchas y muy buenas que a algunos no las hemos disfrutado.

    • Buena la propuesta de maquinangel.
      Haber si me ayudan a recordar el nombre de una película que vi hace tiempo, se trata de un niño que cada vez que llegaba la hora de dormir tenía un pánico terrible, ya que siempre tenía pesadillas y en sus sueños había un ser, criatura o como quiera llamársele que lo aterraba. La madre del niño no sabía que hacer, hasta que encontró me parece que un doctor que entro a los sueños del niño y con su ayuda logro hacer frente al demonio y vencerlo. El nombre de la peli era algo así como el amo, señor de los sueños, o cosa parecida.

  5. Qué paso? no se puede comentar en el tiradero visual 11. Me siento culpable de haber pedido la anécdota correspondiente y que nos cuentes la historia del pajarito . . . Imagino que fue el primero de una larga lista je je je

    • Uuuh, recién me doy cuenta. Tuve un error con el editor mientras subía. Debe haber sido eso. De hecho, figuran que subí 41 fotos y solo hay 28. Un error en la matrix. 😀

  6. Dado que no se puede comentar en el #11 aquí dejo mi comentario: mi anécdota es muy similar a la tuya, casi a las mimas fechas yo contaba con un rifle de diábolos que era de mis hermanos y con un tirahule, con ambas herramientas era un temido matón, -en una ocasión usando el rifle maté una libélula, sí, una pequeña libélula quitándole la cabeza de un certero tiro-, pero no es la libélula la que marcó mi vida sino una tortolita, una pequeña especie de paloma color café. Estando yo al asecho con el tirahule, la pobre ave posó sobre el techo de la cocina de mi casa, apunté, le dí y ella se fue para atrás, subí a reclamar mi premio cuando lo que vi ha sido una de las escenas más triste de mi vida, la ave estaba viva con media cara destrozada por la piedra, no pude evitar sentir dolor, angustia, vergüenza y desesperación; hasta entonces no había comprendido la crueldad de mis actos; tomé la ave y la bajé, le di de beber, la desesperada criatura tomó unos tragos y entonces murió, en ese momento me sentí un completo miserable, alguien que tomaba una vida no más por diversión, lloré y me prometí nunca más tomar una vida por insignificante que sea sin una razón que valga su sacrificio. Del tirahule no se que fue, debió acabar en la basura como muchos juguetes pero el rifle aun lo conservo, no lo uso, solo lo tengo como un recuerdo al cual a veces limpio y aceito. Esta anécdota la quería guardar para algún día contársela a mis hijos esperando que así ellos tampoco tomen la vida a la ligera pero tu historia hizo que también comparta la mía. Saludos.

    • Guau, ¡gracias por compartir tu anécdota, Gabriel! Son lecciones duras de aprender, es cierto, pero qué bueno que las aprendimos más temprano que tarde, ¿no? Lástima que, en mi caso, mi aprendizaje nos costó a todos un colibrí y, en el tuyo, una tortolita. Supongo que podría haber sido peor. Otra vez, gracias por compartir y ojalá tus hijos sepan tomar tu consejo, aunque me temo que estas cosas se aprenden mejor si le pasan a uno. ¡Gracias!

  7. Para no quedarme atrás, les contare mi aventura: mi madre criaba aves de corral, entre ellas estaban los pavos. Un día con una vara bastante delgada golpee a uno de ellos en la cabeza por la parte de posterior y el susodicho empezó a girar en círculos, luego cayo al suelo y comenzó a convulsionar. Llame a mi madre, mamá mamá algo le pasa a este pavo, esta tirado en el suelo y retorciéndose, acto seguido mi madre dijo, que le has hecho al animal!
    Nada mamá, solo trataba de espantarlo con esta vara y le di despacio en el cabeza. Ni hace falta decir que al pobre pavo lo sacrificaron, pelaron y todo lo demás para después comerlo.
    Nunca más me quedo ganas de hacer lo mismo.

  8. Me siento realmente conmovido por tu anécdota Max, que frágil es la vida y a veces de qué forma se aprende a valorarla. No me imagino lo que sientes al ver volar de cerca a una de esas aves tan hermosas después de lo que paso.
    Debo confesar que pensé que se trataba de “Como matar un ruiseñor”. Si logras que tus hijos tomen el valor de lo que tu aprendiste, entonces habrá servido de algo.

    Un abrazo Max.

  9. Buenas tardes Max, sentí una gran tristeza al leer la anécdota del tiradero Nº 11, a veces nos damos cuenta de que nuestras acciones tienen un precio y que por desgracia el tiempo corre únicamente hacia adelante. Todos hemos visto que aunque la vida sea bella, al mismo momento es frágil. ME hizo acordar cuando estuve a punto de casarme con la persona que en ese momento fue mi pareja… sin embargo un inconsciente y mal nacido borracho acabó de manera dolorosa y cruel con esos sueños.

    Ya saliendo del dolor, estuve a punto de postear una amenaza de bomba si no ponías una anécdota esta semana. Menos mal que cumpliste nuestros reclamos. Feliz fin de semana viejo.

    • La tristeza es mutua, Leon. Lamento muchísimo lo que te sucedió. Ni me quiero imaginar lo que sería de mi si la parca se llevara a mi esposa y compañera de vida. Sí sé que no habría nada que nadie pueda decir para hacerme sentir mejor, así que tampoco lo voy a intentar con vos. Gracias por compartir, eso sí. Prometo que la próxima anécdota será más alegre, y no nos llevará a lugares tan oscuros del alma humana, jajajaja. ¡Abrazote!

Responder a sbelmont Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *