in

Toribash: Revolucionando las peleas virtuales

La escena independiente de la industria de los videojuegos no deja de asombrarnos. Hace unas semanas les mencionamos un gran juego llamado Audiosurf que tomaba tus MP3 y los convertía en una autopista virtual. Aquí tenemos otro que busca revolucionar un género en donde todo parecía inventado.

Las cosas que se pueden hacer son sorprendentes.

Toribash es un juego difícil. Difícil de jugar y aún más de explicar. Pero vamos a hacer todo lo posible por exponer el concepto lo más claro posible. Aunque en el sitio oficial lo presentan como un juego de pelea, no es completamente cierto. Una explicación correcta sería, un juego de pelea/estrategia por turnos, y aún así no estaríamos haciéndole justicia a lo adictivo y revolucionario que es Toribash. Lo que lo hace tan especial es que el jugador no controla al luchador, sino cada uno de sus músculos individualmente. Sí, sus músculos.

Puede parecer fácil, pero no lo es.

¿Cómo funciona, te preguntarás? Básicamente todos los músculos del cuerpo se pueden contraer, extender, relajar y retener. Y la mezcla de estas acciones en las diferentes partes del cuerpo accionan movimientos. Por ejemplo, para dar un puñetazo hay que contraer el pectoral. De todas maneras, seremos sinceros, las primeras veces que juegues te harás más daño a ti mismo que a tu contrincante, pero una vez que lo dominas, es muy gratificante y divertido. Los movimientos se hacen por turnos, es decir, cuando comienza cada turno los dos jugadores tienen una  ventana de tiempo para mover las diferentes partes del cuerpo. Una vez que ese tiempo termina los personajes hacen lo que se les indicó. Para facilitar la jugabilidad, una especie de fantasma de color, recrea el movimiento que piensa hacer el jugador a medida que cambia las acciones en los músculos. Así puede tener una  idea de lo que puede llegar a suceder al hacer esa maniobra.

Uno de los elementos más destacables de Toribash son las físicas. Aunque la gravedad sea un poco dudosa, ya que para facilitar varios movimientos los monigotes pueden quedar un buen rato suspendidos en el aire, el peso de las extremidades está muy bien calculado. Muchas veces verás que los personajes hacen movimientos que se asemejan mucho a los reales y eso es bastante impresionante teniendo en cuenta que no hay ningún tipo de Motion Capture (captura de movimiento).

Más allá del modo de práctica, en donde solo se puede pelear con un personaje inerte, Toribash se juega contra otras personas en los servers que vienen integrados al juego. En ellos podemos encontrar diferentes estilos de pelea, como Judo, Aikido, Sumo, Jousting y duelo con espadas, entre otros no tan populares. La diferencia principal entre los dos primeros es la duración de los turnos y la cantidad de turnos por pelea. En lo que no difieren es en el objetivo principal, el cual es hacer que el contrincante toque el piso con alguna de las extremidades (excepto pies y manos), o que salga de la zona delimitada. En Sumo los personajes son bastante robustos, similares a la contextura física de los luchadores de sumo reales, y el objetivo es hacer que el contrincante salga del círculo. Por último, en Jousting,  se posicionan en ambos extremos de la pantalla y se lanzan a toda velocidad uno contra otro. El resto de los modos consisten en variaciones de las antes explicadas, con pequeños cambios tales como el uso de armas, tener una zona delimitada o no, etc.

Cada tipo de pelea difiere en cuanto a la duración de los turnos, algunas son más dinámicas y los tienen más espaciados. Sin embargo, el funcionamiento de los servidores es igual para todos. Se usa el clásico “ganador queda en cancha”. Siempre y cuando ganes seguirás peleando contra el que sigue en la lista, al perder irás al fondo de la misma y deberás esperar tu turno nuevamente. Una vez que finaliza cada pelea se puede ver la repetición sin ningún tipo de cortes, para analizar la batalla.

Las cabezas no vuelan tan fácil como parece.

La manera que encontraron los creadores para que los inexpertos no sean víctimas de aquellos que juegan mejor, es mediante un sistema de cinturones. Por cada estilo de pelea hay servers para colores de cinturones, de esta manera los que acaban de empezar juegan con aquellos que están en su misma situación, y los expertos con los de su nivel. A medida que ganes peleas irás subiendo de colores, hasta el negro, que es el mejor.

Al jugar en línea contra otros oponentes la clave de la pelea es mantener el equilibrio, porque siempre será más fácil empujar al contrincante que sacarle la cabeza con una patada voladora. Por eso es mejor no comprometer tu posición con un movimiento complejo. Por lo menos hasta aprender a hacer esa patada voladora saca-cabezas.

Más allá de que las físicas doblen un poco las leyes de la realidad (para que sea un poco más entretenido), Toribash trata de seguir al pie de la letra la física humana. Por eso las diferentes partes del cuerpo se pueden, romper, quebrar y arrancar. Cuando una extremidad este rota o quebrada se mostrará de color azul, y el jugador no podrá moverla. Cuando una parte se arranque simplemente saldrá volando dejando mucha sangre a su paso.

Todavía nos preguntamos cómo le salió tan bien.

Como mencionamos al inicio del artículo, no nos encontramos frente a un juego de pelea común y corriente. Al no tener la misma dinámica seguramente no atraerá a aquellos que juegan Street Fighter o Soul Calibur, sino a un grupo más metódico y estratégico. Aunque en un momento puede parecer muy lento por su naturaleza por turnos, es tan corto el tiempo que se tiene para hacer muchos movimientos que termina siendo un juego sorprendentemente rápido. Además, las peleas no duran mucho.

Lo que hace tan adictivo a Toribash es la enorme diversidad de cosas que se pueden hacer. Mientras que en un juego común de pelea uno está limitado a los movimientos del personaje, aquí no hay nada que no puedas hacer, siempre y cuando tengas los conocimientos necesarios. Puedes hacer cualquier cosa, claro que muchas de las cosas más sorprendentes son extremadamente complejas.

Comenzar a jugar Toribash puede ser una experiencia bastante traumática, principalmente porque es muy difícil entender qué demonios se supone que hagamos. Por eso aquí te diremos dos tomas muy buenas para que pruebes y entiendas un poco mejor de qué va este gran juego. (Ten en cuenta que esta explicación está pensada para ser usada en el modo práctica, ya que los tiempos entre turno y turno no son los mismos al jugar en línea).

Patada con la rodilla en el aire (suena interesante, ¿no?)

1. Contrae ambas rodillas.

2. Presiona 2 veces la barra espaciadora.

3. Retiene todos los músculos (presionando la C).

Este es solo el comienza de la toma que enseñamos aquí.

4. Presiona 7 veces la barra espaciadora.

5. Extiende ambas rodillas.

6. Presiona 7 veces la barra espaciadora.

7. Contrae ambas rodillas.

8. Contrae ambos lados de la cadera.

9. Presiona 17 veces la barra espaciadora.

10. Contrae ambos pectorales.

11. Cierra las manos (cliqueando en los puños una vez hasta que cambien de forma).

12. Presiona 2 veces la barra espaciadora.

13. Baja ambos hombros.

14. Presiona la barra espaciadora hasta que termine la toma.

Patada Mortal (se llama así en serio)

1. Retiene todos los músculos (presionando la C).

2. Contrae los abdominales.

3. Contrae ambos lados de la cadera.

4. Extiende los dos tobillos.

5. Presiona 9 veces la barra espaciadora.

6. Levanta ambos hombros.

7. Presiona 1 vez la barra espaciadora.

8. Extiende ambos lados de la cadera.

9. Presiona 5 veces la barra de la espaciadora.

10. Extiende los abdominales.

11. Extiende ambos glúteos.

12. Contrae las rodillas.

Posiblemente no sean tan fáciles de hacer jugando contra una persona, porque siempre va a hacer un movimiento tratando de defenderse, pero son perfectos para demostrar lo que sabes.

Afortunadamente para nosotros, Toribash es completamente gratis y puedes descargar el cliente desde su sitio oficial. A medida que ganes peleas irás juntado puntos, que luego podrás gastar en el Torishop para personalizar tu personaje.

En definitiva, no te recomendaríamos Toribash si deseas un juego frenético donde debes recordar cómo hacer combos. Ahora bien, sí te lo recomendaríamos si deseas jugar algo innovador, donde predomina la estrategia y debes pensar bien antes de hacer cualquier movimiento.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

8 Comments

Leave a Reply
  1. Excelente nota, excelente juego. Hace rato que lo estoy jugando y me parece uno de los juegos más innovadores de estos últimos años.
    He jugado desde los distintos modos hasta con los timings diferentes y en cada uno he encontrado variedad. Realmente es muy interesante lograr un movimiento y cuando se logra uno termina diciendo: "Hey, eso lo hice yo! (con sonrisa incluida)".
    Charlando con un amigo que practica Judo hace tiempo, me dijo que sin duda es un "cuasi" simulador de Judo; puesto que se pueden emplear las técnicas del propio deporte.
    Excelente nota, excelente juego.

    • Recuerda las máximas del cine y la televisión.

      "Cuando puelas alebatalme el guijalo de la mano, será tiempo que hayas partido, pequeño saltamontes"

      "Wax on, Wax off. Wax on, Wax off. Wax on, Wax off."

      "You might not be able to fight like a samurai, but you can at least die like a samurai."

  2. Dioss es wenísimo, llevo jugando un par de días y ya me lo manejo más o menos. Al principio puede k aburra un poco xro cuanto más juegas más te gusta, hay muchos movimientos explicados en la wikipedia, y jugarlo en línea es divertidísimo.

    En definitiva, gran juego

Responder a Max Ferzzola Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ZBrush: Modelado y escultura en 3D

Asus Eee Stick: El Wiimote de Asus