in

Transhumanismo: 10 maneras de mejorar la raza humana

En lo que a los humanos se refiere, la evolución según las reglas explicadas por Charles Darwin parecen haber llegado a su fin. Ya no solo se reproduce el más apto físicamente, sino que la sociedad brinda (o al menos intenta brindar) igualdad de oportunidades a sus miembros. Sin embargo, una nueva forma de evolución ha aparecido sobre el escenario. La naturaleza “premia” con la supervivencia al que demuestra ser más apto en un entorno determinado. En el entorno tecnológico actual, los humanos están siguiendo un camino que se aparta de las reglas naturales de la evolución.

Ya no basta con ser el más lindo, el más rápido o el que caza las mejores presas para que las hembras quieran tener hijos con nosotros. Ahora hay que tener otros atributos que sólo la tecnología puede darnos. Es por eso que hemos escrito este artículo con 10 posibles maneras de mejorar a la raza humana, según los estudios del transhumanismo. Algunas están disponibles en este momento, y otras son solo proyectos o se encuentran en estado experimental. Pasen y vean:

Biotecnología

La biotecnología no es una ciencia nueva, pero en los últimos años ha alcanzado un grado de desarrollo tal que puede hacer mucho por el humano mejorado. De hecho, hay millones de diabéticos que han logrado dar el esquinazo a la selección Darwiniana gracias a la insulina que la biotecnología le proporciona a diario.

Sin embargo, los beneficios más importantes que esta ciencia puede proporcionarnos todavía se encuentran es una etapa experimental. Las terapias genéticas, por ejemplo, prometen atacar los problemas que aquejan a nuestro organismo directamente desde el interior de las células. El humano mejorado no temerá a enfermedades como el cáncer o al deterioro debido a la vejez, ya que la biotecnología le permitirá combatir esos males con la misma facilidad que hoy tratamos un resfrío.

Inteligencia Artificial

Sin caer en lugares comunes de la ciencia ficción, donde un implante le proporciona al protagonista los conocimientos necesarios para pilotear un avión caza o aprender un idioma en segundos, la inteligencia artificial puede hacer mucho por nuestro futuro. Tecnologías como el reconocimiento de voz o el tratamiento de imágenes pueden ser mejoradas gracias a la IA, por lo que nuestras actuales PDAs serán verdaderos prodigios en cuanto a las tareas que podrán llevar a cabo, y prácticamente formaran parte de nuestro cuerpo, pudiendo incluso alimentarse eléctricamente de nuestro organismo.

Cyberware

Este es un campo de la ciencia que aun se encuentra en estado embrionario, pero que sin embargo puede ser nuestro próximo salto evolutivo. Se refiere a todo aquellos que sea “hardware” pero funcionando en nuestro cuerpo. El Cyberware tiene la posibilidad de establecer una conexión entre nuestro sistema nervioso y nuestros ordenadores, permitiéndonos aprovechar mejor que nunca la capacidad de proceso disponible. Aún en estado de investigación y desarrollo, ya ha logrado algunos éxitos como oídos y ojos biónicos.

Cyborg

El cyberware, junto con implantes protésicos en nuestros miembros y órganos dan como resultado un organismo que es en parte biológico y en parte cibernético, aprovechando lo mejor de ambos mundos. A estos organismos se los denomina “cyborg”, por “cybernetic organism” u “organismo cibernético”. Esta tecnología podría hacernos más fuertes, veloces y dotarnos de sentidos nuevos o mejorar los existentes. Es una de las mejores apuestas para la evolución artificial.

Bebes de diseño

Esta es la forma obvia, aunque quizás no la más sencilla de llevar a cabo, de dar un salto evolutivo. En lugar de modificar a un humano adulto, es posible (al menos en teoría) cambiar genéticamente al embrión o incluso a las células germinales para producir un bebe “hecho a medida”. Seguramente habrá intensos debates éticos y religiosos al respecto, pero las posibilidades de esta alternativa son de lo más variadas: podremos eliminar varias enfermedades hereditarias, a la vez que dotamos a nuestros descendientes de mejoras en sus cuerpos que podrán transmitir a sus hijos.

Clonación

Cuando pensamos en la clonación generalmente vemos únicamente la posibilidad de crear un duplicado de una persona. Esto puede permitirte tener un duplicado exacto, pero más joven. Dejando de lado las posibilidades de utilizar al doble como un banco de órganos de repuesto, podemos imaginar a la clonación como una posibilidad de obtener una copia mejorada de nosotros mismos. En efecto, tal como ocurre con los bebes de diseño, el clon no tiene por qué ser obligatoriamente un duplicado exacto. Mediante técnicas de ingeniería genética, el clon podría ser mejor que el original, dando así un salto evolutivo.

Transferencia de mentes

La tecnología podría, y eventualmente lo hará, realizar un análisis lo suficientemente profundo de nuestra mente como para almacenar su contenido en un medio de respaldo. Sería una forma de hacer un backup de nuestra personalidad, nuestros recuerdos y, en definitiva, de nosotros mismos. Esta “copia de seguridad” podría ser descargada en el cuerpo de un clon mejorado o de un bebe de diseño. Esta mente seria idéntica a la que habitaba el cuerpo original, pero con todas las ventajas del nuevo cuerpo a su disposición. Por supuesto, para el viejo cuerpo esto serviría de poco, pero al menos tendría un duplicado mejorado y plenamente funcional que lo reemplazaría.

Nanotecnología

La nanotecnología promete brindarnos las herramientas más poderosas y pequeñas que puede concebir la mente humana. Hemos visto muchos ejemplos de lo que puede hacer esta ciencia, pero seguramente incorporaremos nanomáquinas en nuestro organismo que se ocupen de repararnos y mejorarnos continuamente. Muchas funciones que llevan a cabo células especializadas como los linfocitos o los hematocritos pueden ser efectuadas, de una manera mucho más eficiente, por nanomáquinas.

Prótesis

Sin llegar al extremo de los cyborgs, una “simple” prótesis puede hacer mucho por un humano convencional. Aunque hoy día suene como una locura, el día que una mano o pierna protésica sea más precisa o fuerte que su contraparte humana, seguramente habrá gente dispuesta a amputarse voluntariamente un miembro para reemplazarlo por uno que le proporcione alguna ventaja. Quizás este sea uno de los primeros cambios que sufrirá el humano mejorado.

Autoayuda

Todas las técnicas anteriores requieren de una manipulación externa de algún tipo, ya sea mediante ingeniería genética, nanotecnología o electrónica. La autoayuda se refiere a la posibilidad de lograr un cambio en la dirección evolutiva deseada empleando el poder de nuestra mente. Si bien no hay experimentos concluyentes, el estudio de enfermedades psicosomáticas demuestra que la voluntad puede realizar alteraciones en nuestro cuerpo. Los defensores de la autoayuda como mecanismo para evolución artificial se basan en estos ejemplos.

Estas son solo una decena de las alternativas disponibles. Seguramente alguna no pasará de ser solo una especulación científica, pero lo más seguro es que varias de ellas, en un futuro cercano, se conviertan en realidad. El “homo sapiens sapiens” será el creador se su sucesor, construido a partir de sus propios restos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Paintball Panzer

El estrés a causa de la tecnología afecta más a los españoles