in

Twike, un coche híbrido con propulsor eléctrico y “humano”


Este particular modelo desarrollado por la compañía Fine Mobile GmBh tiene la particularidad de poseer un motor eléctrico pero también poder ser movilizado mediante el esfuerzo humano, pedaleando, de sus dos pasajeros.

En los últimos años ha sido cada vez mayor la aparición de coches eléctricos o híbridos (con propulsor eléctrico y a gasolina) debido principalmente a dos cosas: el aumento constante de los precios de los combustibles fósiles y la mayor consciencia sobre la necesidad de lograr alternativas viables a los motores a gasolina o diesel.

Así hemos visto aparecer al City Car del MIT, al VW Viseo o al XS 500, el modelo económico de Miles Rubin. Pero hoy vamos a hablarte de un modelo que puede ser propulsado por su motor eléctrico o gracias al pedaleo de sus dos pasajeros.

El Twike es un coche cuyo prototipo fue desarrollado en Suiza en los años 80 y así permaneció hasta que en el año 2004 la firma germana Fine Mobile GmBh decidió que sería una buena idea comenzar a producirlo.

Se trata de un modelo de tres ruedas cuyo propulsor es eléctrico y puede ser recargado tanto mediante su conexión a la red eléctrica como mediante el esfuerzo humano. Diseñado para dos pasajeros, el Twike tiene un motor eléctrico, caja de cinco velocidades y frenos regenerativos.

Y cuando nos referimos a motor eléctrico estamos hablando de uno muy bueno, cuyos 5 kWatts son capaces de 85 kilómetros por hora de velocidad final, y una aceleración de 0 a 60 kilómetros por hora en 9 segundos. Para su control, el pasajero delantero del Twike tiene un joystick que le permite controlar la dirección, aceleración y frenado del coche.

El motor eléctrico puede cargarse mediante su conexión a la red eléctrica o bien mediante el pedaleo de ambos pasajeros, lo que extiende su autonomía inicial de 130 kilómetros en hasta un 50%, con lo cual puede permitirte un viajecito de hasta 200 kilómetros. ¡Suficiente como para resolver el problema de la ultima milla, de sobra!

Los sistemas de pedales son independientes por lo que no es necesario que ambos pasajeros pedaleen, o que lo hagan a la misma velocidad. Para volver las cosas más interesantes, tanto en Europa como en EEUU hay lugares en los cuales podrás recargar tu Twike de manera gratuita. Si, leiste bien, algunas cosas en esta vida siguen siendo gratis, y esta es una de ellas.

El precio de este vehículo es de unos 20.000 euros, lo que sin dudas no es barato, pero es tanto el interés por el Twike que en Fine Mobile GmBh anuncian que ya no hay stock para lo que resta de 2007, por lo que han comenzado a recibir órdenes para los modelos 2008.

¿Vale tanto el Twike? Puedes mirar este vídeo y decidirlo tu mismo:

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_2544

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Ebook to Images, o cómo ver libros electrónicos en tu móvil

Securo, un robot que sortea obstáculos