in

¿Qué está matando a las abejas? Un insecticida estaría terminando con las abejas

La población mundial de abejas está disminuyendo. Primero se culpó a los móviles, luego a un parásito y algunos incluso mencionaro a ET, pero lo cierto es que habían pasado más de cinco años y no sabíamos a ciencia cierta que es lo que provocaba su muerte. Ahora, según aparece publicado en la revista Science, una familia de pesticidas comunes conocidos como neonicotinoides producido por la multinacional Bayer para tratar las semillas de maíz aparece como los responsables, ya que provoca el problema de colapso de colonias (o CCD, por Colony Collapse Disorder) al interferir con un neurotransmisor de las abejas.

Las abejas son extremadamente importantes para el hombre. Te guste o no su miel, lo cierto es que estos pequeños y trabajadores insectos cumplen un papel fundamental para la agricultura. En un mundo que necesita alimentar a más de 7 mil millones de humanos, el cultivo de vegetales aptos para el consumo humano es indispensable, y las abejas contribuyen a las cosechas gracias a su trabajo como polinizadoras. Hace unos 6 años se comenzó a notar que las abejas desaparecían misteriosamente. Si bien en el primer momento se desestimó el problema, a los pocos meses se tomó conciencia de la importancia y gravedad del mismo, ya que no era un fenómeno local sino que se repetía en diferentes regiones del mundo. Se comenzó a investigar el asunto, y se lo comenzó a conocer como el “problema de colapso de colonias” (o Colony Collapse Disorder, CCD por sus siglas en inglés). Entre las causas probables se mencionó a las radiaciones electromagnéticas emitidas por los teléfonos móviles y un parásito asiático llamado “Nosema ceranae”. Pero lo cierto es que las abejas continuaban desapareciendo, aún en regiones en que la telefonía móvil no estaba presente o donde el mencionado parásito no había llegado.

Por otra parte, en los últimos 15 o 20 años han comenzado a utilizarse diferentes pesticidas capaces de hacer su trabajo sobre determinadas especies, elegidos por los agricultores por que permiten mejorar significativamente la cantidad de toneladas de alimentos que sus terrenos pueden producir cada año. Algunos científicos sospechaban que algunos de estos pesticidas no serían precisamente inocuos para las abejas, pero fue Tom Theobald, un desconocido apicultor de Colorado quién a fines de 2010 consiguió la prueba que vinculaba la misteriosa desaparición de las abejas con un producto comercializado  por la multinacional Bayer. Los documentos hallados por Theobald prueban que este insecticida, utilizado principalmente para tratar las semillas de maíz, provoca efectos neurotóxicos en el cerebro de las abejas, impidendoles  orientarse y regresar a sus colmenas. Estos productos se conocen como neonicotinoides y son una familia relativamente nueva de insecticidas. Trabajan modificando los receptores químicos de un neurotransmisor llamado nAChR, lo que provoca la parálisis o la muerte de los insectos. Según los científicos, actúan de forma similar a gases nerviosos como el sarín.

Theobald consiguió la documentación que prueba la relación entre estos químicos y la muerte de las abejas de una forma inesperada. A finales de 2010 escribió un artículo sobre la clotianidina en la edición de julio de la revista Bee Culture. El artículo creo un pequeño revuelo, y casi de inmediato un empleado de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de EE.UU) lo llamó para informarle que su trabajo los había llevado a revisar el estudio de impacto ambiental original que la agencia había elaborado para aprobar el producto de Bayer en 2003. Theobald le preguntó si podía acceder a una copia de ese estudio, y el empleado le envió un documento de más de 100 páginas plagado de fallos y datos sesgados intencionalmente. Básicamente, este texto era la prueba que el agricultor necesitaba para demostrar que la EPA había pasado por alto “detalles” que podrían haber autorizado la comercialización de un producto capaz de diezmar la población de abejas en los Estados Unidos durante años. El pesticida ha sido un éxito comercial, con ventas de 262 millones de dólares sólo en Estados Unidos el año pasado. Se lo emplea para controlar plagas en cultivos de soja, remolacha azucarera, girasol y trigo.

La EPA no ha prohibido la clotianidina y Theobald no cree que lo vaya a hacer, entre otras cosas por que ese país cultiva unos 88 millones de hectáreas de maíz cada año. Por supuesto, se olvidan que sin abejas no habrá maíz. El apicultor tiene la esperanza de que el impacto mediático de esta noticia provoque un cambio de opinión en la EPA. De hecho, el artículo ha sido tapa de Science, una publicación de enorme renombre. ”La agencia de protección ambiental necesita dar un paso al frente y hacer las cosas bien. Si continúan intentando enterrar todo esto, serán más patéticos de lo que ya lo son”, ha dicho Theobald. No sabemos si el 100% de las abejas desaparecidas han sido eliminadas por este tipo de veneno, pero seguramente limitando o evitando su uso las colmenas volverán a prosperar.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. seguro que darpa ya tiene una abeja robotica lista para entrar en accion. por cada especie en peligro de extincion, creen que un robot lo hara mejor.

    • #1 eres un iluso si crees que el ser humano pueda crear algo que supere a la naturaleza, no digas tonterias

      si desaparecieran las abejas se desencadenaria una extincion especie por especie….si desapareciera el ser hombre no pasaria absolutamente nada

  2. Si desapareciese el hombre si que se notaría cambio, prosperaría de nuevo la naturaleza, no somos mas que un parásito que se aprovecha y no da nada a cambio

    • #5 Eso es lo que te quiere hacer creer el sistema. El parásito no es el hombre, sino el capitalismo, que consume y destruye.

  3. La segunda foto no es una abeja, es un diptero (mosca). Y el maiz no necesita de las abejas para polinizarse, es una planta anemofila, se poliniza por el viento.

    Saludos

  4. La segunda foto es un díptero, no una abeja. Y el maíz se poliniza por el viento al igual que todos los cereales. No necesita a las abejas.
    Obviamente las abejas son muy necesarias para la agricultura.

    Saludos

  5. Dudo que Bayer no haya notado esto antes y dudo que ahora que está a la luz pública deje de comercializarlo. Otro caso más de corrupción.

  6. ya lo dijo el agente Smith, replicamos el comportamiento del cáncer, acabamos con los recursos que tenemos a nuestro alrededor y nos movemos de ubicación donde existan recursos que consumir, ahora sí las abejas desaparecen tendríamos serios problemas, ellas son encargadas de la polinización de los árboles, por lo tanto nuestra existencia eventualmente también estaría comprometida :S

  7. ¿ Sabéis que sin abejas el ser humano no dura ni 10 años? El papel de las abejas en el ecosistema global es crucial para poder llevar el polen de un sitio a otro. Así que queridos Hij De Pt dejar de pensar en el dinero y prohibir vuestro maldito pesticida.

    • #18 Subestimas al ser humano, no se te olvide que somos la especie más adaptativa del planeta, ni de broma da pa decir que será nuestro fin si desaparecen las abejas, porque no será así.

      Pd. Curiosamente el capcha para enviar este comentario pone "HUDSON SIFFS vI" Hudson soft tiene por logo una abejita. ^^

  8. En el sudeste asiático llevan tiempo polinizando los árboles frutales a mano, flor por flor, debido a la desaparición de las abejas que allí vivían. Es un proceso que llevaría a muchos agricultores a la pobreza. Parece que pretenden seguir por el camino de los beneficios sin pararse a pensar que es muy grave alterar de un modo tan catastrófico las redes tróficas.

    Las abejas son indispensables. Bayer perteneció al grupo IG Farben de la Alemania nazi, así que podemos deducir la clase de moral que tienen.

  9. Al que dice que la segunda foto no es de una abeja sino que es una mosca: primero no has visto una abeja en tu vida, ni tampoco una mosca debes vivir en una cápsula espacial o algo así y además ¿es eso todo lo que te importa de este problema? y segundo que el maiz y el cereal no se polinice por abejas no quiere decir que el viento y otros insectos no lleven el veneno a todas la cadenas troficas están envenando el planeta haciendose ricos y no es una broma, tiempo al tiempo y no habra vuelta atrás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Sonic 2 HD: Remake en alta definición y gratis de Sonic 2

SandFlea: Robot militar campeón de salto en alto