in

Un reloj de otro planeta (DIY)

En realidad este artículo debiera llamarse “Reloj Estelar” o “Planetario” ya que con él podremos lograr algunas cosas muy particulares que no se podrían obtener con un reloj convencional, tal y cual los conocemos. Del mismo modo en que semana a semana te acercamos proyectos propios, también encontramos en la red cosas que valen la pena ser destacadas. El reloj que hoy te presentamos puede ser una herramienta muy útil para aquellos amantes de la astronomía y que se apasionan, por ejemplo, con observar la evolución (en forma y tamaño) de la mancha roja de Júpiter y necesitan conocer a qué hora (de Júpiter) se puede observar la mancha desde la Tierra. 24 horas en la Tierra no equivalen a un día marciano o venusiano, por lo tanto, si te interesa saber si ahora es mediodía en Venus no dejes de construir este reloj.

Relojes pueden haber cientos o miles en el mercado, pero un artefacto que sea capaz de ofrecerte en simultáneo la hora de: La Tierra, Venus, Marte, Júpiter y La Luna entre otros, no es algo tan sencillo de encontrar. Otra de las características sobresalientes de este montaje es que te permitirá disponer de 16 contadores de tiempo independientes, con alarmas individuales (para alertarte sobre eventos esperados) e incluso te ofrecerá la información en formato de hora “Juliana”. Ésta última es muy importante para los astrónomos ya que la utilización del calendario Juliano es habitual para esta actividad en lugar del clásico calendario Gregoriano que acostumbramos a usar en nuestra cultura occidental. Por lo tanto, esta característica le agrega al reloj características muy especiales, útiles e importantes. Construido por Alexander Avtanski con un PIC 16F877, un LCD alfanumérico convencional y un teclado en desuso, este proyecto se destaca por la facilidad de construcción y por su utilidad de aplicación. Observa el circuito de lo que él ha dado en llamar “Mars Clock” y comprueba tú mismo lo fácil que será su realización.

Circuito del “Mars Clock” de Alexander Avtanski

Alexander ha utilizado para su construcción el gabinete de un antiguo modem telefónico al que, con habilidad mecánica y luego de quitar todo lo que no era útil dentro de la caja, logró incorporarle todos los elementos necesarios que componen el reloj. Como se puede ver en las imágenes estos son apenas el display LCD, el teclado numérico y la placa con el microcontrolador. Para la parte “sonora” de la alarma utilizada en el diseño se valió de componentes existentes en la placa original del modem. También reutilizó una parte de la fuente de alimentación y un conector externo para permitir la programación inicial del microcontrolador. En tu caso, estas cosas pueden ser agregadas a la placa principal que contiene el PIC  de la manera en que estamos acostumbrados a realizar en nuestros montajes.

Con el código disponible en la web del autor para poner en funcionamiento el sistema se destacan algunas funciones que Alexander explica de manera detallada y clara. El display utilizado (16 caracteres por 2 renglones) mostrará, en el primer renglón, la hora en el formato habitual que conocemos (hh:mm:ss) y el nombre del contador (o Timer) seleccionado (recuerda que puedes seleccionar hasta 16 contadores horarios diferentes) mientras que en el segundo renglón lo hará en el formato Juliano. Para aquellos que no lo conozcan, el formato Juliano expresa la hora de manera muy sencilla con un número que va desde el cero al uno y hasta con 15 decimales. La hora 0 es a las 12:00:00 y la hora 1 se completaría a la misma hora del día siguiente. Sin embargo, la hora 1 no se encontrará en este reloj ya que luego de las 11:59:59 (0.999988425925926), pasará a indicar la hora 0 nuevamente.  Es decir, según la utilidad que nos facilita Alexander en su web podemos comprobar que a las 05:43:08 serán, en formato Juliano, las 0.738287037037037. Además, veremos que siempre el reloj estará indicando un número que se inicia con un cero seguido de todos los decimales ya que este reloj no contabiliza fechas sino horas.

Aspecto que presenta el display al ofrecer su información

Como te mencionamos desde el inicio, este reloj permite trabajar con 16 temporizadores diferentes (todos en simultáneo si así lo programas), asignar una alarma a cada reloj y especificar el tipo de acción que deseamos luego de ejecutarla. Esto es, que el reloj continúe contando de manera normal o que realice un reinicio (Reset) en el conteo horario (volver a 00:00:00) y hasta detener la cuenta y dejar indicado en el display el tiempo transcurrido. Otra de las particularidades de este llamativo reloj es la posibilidad de “descontar” en lugar de contar hacia adelante el tiempo transcurrido. Es decir, podemos programar uno de los contadores como cuenta regresiva para anunciar un evento mientras los otros sistemas avanzan de manera normal en la cuenta horaria. Aunque no parezca muy sencillo de comprender a simple vista, el diagrama que el autor propone en la web ofrece una guía para recorrer el menú que permite ajustar cada función, de cada uno de los temporizadores utilizados.

Teclado del reloj

En la página dedicada a la explicación del funcionamiento del código encontrarás todas las instrucciones y posibilidades para adaptar el firmware a tu hardware según los materiales que utilices para construir este dispositivo (cristal, teclado, etc.). La precisión obtenida luego de los ajustes necesarios a las instrucciones indicadas en la web es de menos de un segundo en una semana, cifra muy buena e interesante. Para lograr esto, Alexander se basó en la utilización del Timer1 del PIC que, a diferencia del Timer0 que trabaja con un contador de 8 bits, utiliza un contador de precisión de 16 bits que le brindan al reloj una mayor exactitud final. Por supuesto, las variaciones horarias (en atraso o en adelanto) se regirán además por variables de hardware que incluyen, por ejemplo, la calidad del cristal utilizado junto al PIC y su deriva en frecuencia de acuerdo a la temperatura ambiente. El código fuente disponible (hecho en ASM) permite ajustar estos imponderables y llevar al reloj a un régimen de trabajo correcto.

Con estas posibilidades y con el código que ofrece el autor, puedes realizar contadores de tiempo que no “trabajen” a un ritmo de avance cada un segundo. Suponiendo que decidas, como dice el autor, realizar un reloj para conocer la hora de Marte, tú verás que este desarrollo se comportará como un reloj tradicional, pero el tiempo que tarde en llegar desde 00:00:00 hasta 23:59:59 ocupará 24 horas, 39 minutos y 35,24 Segundos que es el tiempo que dura un día en Marte. A este día en Marte también se lo suele denominar “sol” (un día solar). Por contradictorio que parezca, a pesar de su enorme tamaño, un día de Júpiter tiene una duración aproximada de 9 horas y 54 minutos. De la misma manera, podríamos ajustar los 16 temporizadores de este reloj para estar atentos a muchos eventos que suceden en situaciones temporales muy diferentes a las observadas en la tierra. Visita la página de Alexander Avtanski y descubre este reloj tan llamativo, útil y eficaz. Disfrútalo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Mario

7 Comments

Leave a Reply
  1. Genial entiendo la electrónica ya que es sencilla, pero la aplicación no la función u.u
    De todos modos esta es otra demostración de lo micro-controladores y se le invita a todos a los foros de neoteo en la sección de electrónica y programación

  2. Iré mañana temprano a surtirme de materiales a la tienda para construirlo, es impresionante y nunca está de más saber algunas cosillas del horario de marte, jeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Microprocesadores de plástico flexible

Juegos Online de la Semana (24/02/2011)