in

Un robot malagueño que prepara cócteles a distancia


Ah, sí. Desde que compramos las primeras revistas de ciencia y tecnología venimos viendo robots que saltan, corren, nadan, vuelan, rescatan, protegen, matan, ordenan, investigan, analizan, reciclan y ahora también que te sirven cocktails. La sorpresa viene desde tierras españolas, pues gracias a unos investigadores cuya cualidad de abstemios dudamos, un robot malagueño prepara cocteles para los invitados de tu fiesta. Dentro del artículo tienes un video de la demostración de este proyecto que sin lugar a dudas merece un brindis.

Lo que pasa en los laboratorios nunca va a dejar de sorprendernos, pues cuando no es algún invento o descubrimiento digno de un Nobel, puede que sea uno digno de un IgNobel. Los del medio, los que no ganan premios ni por útiles ni por inútiles también tienen varias formas de mirarlos, y viendo el video del robot malagueño que sirve cocteles, uno ya sabe que la gente en los centros de investigación también se las arregla para pasarla bien un rato. Dejando de lado la bromita a los inventores, los robots de asistencia continúan mostrando que cada vez hay más actividades en las que nos puedan ayudar en la vida cotidiana, así sea rescatando a alguien de una tragedia nuclear, así sea alcanzándonos frituras o sirviéndonos un rico daiquiri.

El proyecto nace en un departamento de la Universidad de Málaga, lugar en donde luego de la planificación extrema y un concienzudo proceso de fabricación, los investigadores del proyecto MAPIR, (Machine Perception and Intelligent Robotics Group) mostraron un robot llamado Rhodon, que acepta órdenes mediante Skype y está preparado para reconocer olores y componentes de los tragos a través de una nariz electrónica llamada eNose y una visión por ordenador que funciona al detalle para visualizar  los componentes, tomarlos con su pinza y volcarlos sobre los vasos. El sistema funciona a través de Skype y esto resulta especialmente interesante si pensamos que es un robot que selecciona componentes a distancia, posibilitando algunas actividades de rescate o de aseguración de zonas contaminadas o en peligro por sustancias peligrosas expuestas.

El robot que sirve cocteles utiliza un sistema de mapeo y localización de un área para poder moverse en ella y realizar la tarea especificada, siempre comandado a través de un mensajero instantáneo como es Skype. A pesar de su baja velocidad de movimiento, el robot se mueve hasta la zona y una vez ante el espacio indicado, realiza un reconocimiento de olores a través de la nariz electrónica en la punta de su único brazo móvil. Al reconocer un ingrediente, lo vierte sobre un vaso vacío y así sigue hasta terminar el trago. Según los investigadores, el robot tendrá un desarrollo superior y puede utilizarse para tareas más productivas que contribuir a nuestra diversión alcohólica, aunque no va a domicilio ni hace magia en fiestas.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply
  1. Investigaciones que llevan años millones de dolares invertidos y todo para quedarnos sentados en el sillon y que un robot nos traiga un wiscola jajaja

  2. logicamente este es el ejemplo que nos ponen, pero hay que trasladarlo a la vida real. yo lo veo como un robot que sirve liquidos y es capaz de identificar, coger y mezclar, en un futuro cercano hará de comer. Hay que saber apreciar las aplicaciones, formulas matemáticas y trabajo que hay detrás de eso que calificas como "pendejada".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Usan un videojuego para controlar la ira de los jugadores

Diseña tu propia casa en 3D