in

¡Venga doctor! ¡Un paciente con…sangre verde!


Hay miles de historias interesantes que tienen como escenario las guardias de los hospitales, pero estos doctores canadienses se llevan el primer premio: descubrieron un paciente cuya sangre era de color verde oscuro. ¡Y no era Hulk!Unos doctores canadienses descubrieron asombrados que un paciente, originario de la Columbia Británica, tenía la sangre de color verde oscuro. El paciente, un hombre de 42 años de edad, había acudido al hospital en el 2005 por que se quejaba de la mala circulación sanguínea en sus piernas.

Los doctores, Stephan Schwarz y Alana Flexman, ambos trabajadores del Hospital St. Paul de la Universidad de Columbia Británica, decidieron que el mejor tratamiento que podían llevar a cabo era realizar una operación quirúrgica para eliminar los tejidos que estaban bloqueando el flujo sanguíneo.

Hasta aquí, no era más que una consulta ordinaria. La sorpresa se produjo durante las pruebas previas a la intervención. Los doctores detectaron que el paciente padecía una leve taquicardia, aunque su presión arterial era normal. La única anomalía importante eran los niveles extremadamente elevados de creatina que presentaba su análisis de sangre.

Cuando los cirujanos intentaron insertar un catéter en una arteria de uno de sus brazos, vieron asombrados que la sangre que salía de los pinchazos era de color verde oscuro. El doctor Flexman declaró durante una entrevista concedida a medios locales que cuando insertaron el catéter en el brazo del paciente, su sangre era “un tipo de verdinegro, quizás como la piel de un aguacate”.

Recuperados de la sorpresa, y con el paciente en la sala de operaciones, decidieron terminar la intervención quirúrgica. Más tarde, al analizar su sangre, los doctores llegaron a la conclusión que el extraño color de la sangre del paciente se debía a que sufría sulfahemoglobinemia.

Ésta característica de la sangre se produce cuando un átomo de sulfuro se agrega a la molécula de la hemoglobina, que entre otras tareas, le da el color rojo a la sangre.

El paciente sufría de frecuentes migrañas, y le habían recetado un medicamento que contiene sumatriptan. Como las migrañas no cedían, fue consumiendo dosis cada vez más alta de este medicamente. La excesiva ingestión de sumatriptan, que contiene un grupo sulfonamida, causó probablemente su afección.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Wii-itis: tendinitis de la Nintendo Wii

Eureka N!ergy, una tienda de acampe para geeks