in

WeVideo: Edición colaborativa de vídeo

Editar vídeo suele ser considerado como un proceso complejo, que demanda toneladas de hardware y tiempos de espera escalofriantes. Los ordenadores han aumentado su poder considerablemente en los últimos años, por lo que dicha reputación ya no se ve justificada en estos días, pero si agregamos a la nube a la ecuación, ahora es posible incluso descentralizar la edición de vídeo, y compartirla con amigos y colegas en línea. WeVideo ofrece exactamente eso.

Aunque parezca mentira, son muchas las personas que siguen preguntándome por el viejo Windows Movie Maker de Windows XP. De acuerdo a estos usuarios, las versiones de Vista y Windows 7 poseen varios límites molestos, por lo que en más de una ocasión añoran al viejo build. Los usuarios de Mac tienen por supuesto a Final Cut Pro como editor insignia, siempre y cuando estén dispuestos a pagar su licencia (240€) y tolerar los problemas en la versión X, que fue pobremente recibida. Y por el lado de Linux, hay varias alternativas de código abierto, que también ofrecen versiones multiplataforma. ¿Pero qué hay de la nube? ¿Acaso es posible editar un vídeo en la nube? Esto también abriría la puerta para realizar una edición colaborativa, compartiendo cambios y alteraciones con amigos y/o compañeros de trabajo desde diferentes dispositivos y plataformas.

La respuesta tiene como nombre a WeVideo, un servicio lanzado en septiembre pasado. WeVideo ofrece una gran cantidad de funciones, comenzando por importar tu propio contenido o acceder a las muestras disponibles en su base de datos. Transiciones, texto, animaciones y efectos de sonido están a la orden del día, con la posibilidad de editar hasta seis “pistas” al mismo tiempo: Una para efectos, otra para gráficos, otra para vídeo e imágenes, y las tres restantes dedicadas al audio. La versión gratuita ofrece 1 GB de almacenamiento, vídeo en calidad 360p y un máximo de 15 minutos “de exportación” por mes, aunque lamentablemente agrega una marca de agua, y no permite descargas locales (puedes compartir tus vídeos en Facebook, Twitter Vimeo y YouTube). Acceder al plan “Plus” ya quita la marca, habilita las descargas locales y cuadruplica los minutos de exportación. Hay más licencias disponibles, incluyendo una que permite su uso comercial.

Como era de esperarse, hemos encontrado algunos problemas con WeVideo. Para comenzar, algunas de sus funciones no son tan intuitivas ni cómodas, como por ejemplo realizar un “fade out” en los canales de audio. Después nos hemos topado con un extraño “error de caché” que probablemente esté asociado al tamaño de caché asignado en Adobe Flash, sobre el cual vemos una enorme dependencia. Pero el gran punto débil de WeVideo no es otro más que el hecho de tener que cargar el vídeo para editarlo. A modo de prueba, tardamos dos minutos y medio en cargar un vídeo de 6 MB. Un usuario con una baja velocidad de subida y un tamaño de vídeo considerable deberá esperar un buen tiempo antes de iniciar su edición. Es cierto que no es culpa del editor, pero podría afectar su funcionalidad entre usuarios avanzados. Fuera de eso, WeVideo se deja usar, más allá de lo intimidante que parezca al principio. Si te interesa la edición de vídeo casual en la nube, pruébalo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

2 Comments

Leave a Reply
  1. Muy buena iniciativa!
    Es una demostracion mas de las capacidades del Flash Player, a diferencia de lo que se quiere hacer creer desde la compania de la manzanita, es una plataforma excelente para la creacion de aplicaciones web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Steam ha sido hackeado

Coche eléctrico del tamaño de una molécula