Águilas entrenadas para cazar drones, en vídeo

Las autoridades han encontrado un verdadero desafío entre los drones. A la falta de legislación y la libre disponibilidad de estos dispositivos debemos sumar la creatividad de sus pilotos y sus intenciones, que en muchos casos resultan ser muy cuestionables. Hace poco hablamos sobre un proyecto japonés que explora la posibilidad de usar drones para cazar a otros drones, sin embargo, la policía neerlandesa propone una solución aún más radical: Entrenar águilas y atraparlos en el aire.

Mientras que los titanes de la industria trabajan para convertir a los drones en una red automatizada de envíos a domicilio, el uso personal de estos vehículos provoca un verdadero dolor de cabeza a las autoridades de turno. El gran objetivo es, como en la gran mayoría de las cosas, hallar un buen equilibrio. Varios países trataron de prohibir a los drones, y lo que descubrieron (además de una resistencia absoluta) es una grave falta de recursos para mantener firmes a dichas prohibiciones. Por el momento, los representantes de la ley parecen estar enfocados en mantener ciertas zonas de exclusión alrededor de edificios gubernamentales y monumentos históricos, lo que implica retirar a un dron invasor apenas es detectado.

 

La propuesta de la Policía Nacional Neerlandesa tomó a más de uno por sorpresa: Utilizar águilas. La policía ha unido fuerzas con la compañía de entrenamiento Guard From Above de La Haya, y dentro de los próximos meses intentarán determinar si es viable preparar un grupo de águilas cazadoras de drones. Tal y como podemos observar en el vídeo, las primeras pruebas son definitivamente positivas. El águila atrapa al dron en pleno vuelo con una gracia y una precisión que ningún dron podría duplicar, para dar lugar a la acción instintiva de llevarlo a un rincón alejado, como si se tratara de una presa real.

Uno de los puntos más delicados de esta iniciativa es, sin lugar a dudas, la seguridad de las águilas. Una buena parte de los esfuerzos se concentran en evitar el daño potencial de los rotores, aunque las águilas poseen escamas en sus garras que las protegen de mordidas y otras agresiones. Aún así, en el vídeo se menciona la posibilidad de un sistema de protección adicional. La respuesta de los expertos apunta en la misma dirección general: Las aves pueden derribar drones con facilidad, pero representa un riesgo muy grande para ellas. Imagino que tendremos más detalles muy pronto.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Jose David de la Torre

    Pero,mi pregunta es un dro un poco mas potente,no le cortaria las patas al aguila ?

    • Jaguare

      Sí, incluso si tiene equipadas las hélices metálicas ya no hay quien lo toque, pero claramente si el águila usa alguna herramienta para cazarlos como por ejemplo lanzando un cable a las hélices, el dron cae como una mosca. >.<