Blue Freedom: Una central hidroeléctrica en una mochila

La humanidad ha aprovechado la energía hidráulica durante miles de años. Los ejemplos más modernos nos hablan de centrales técnicamente sostenibles (aunque no del todo verdes) que generan una impresionante cantidad de electricidad. El proyecto Blue Freedom toma algunas ideas prestadas de las grandes centrales para dar forma a una turbina hidráulica portátil, cuyo objetivo es recargar todos nuestros dispositivos en regiones remotas y situaciones complicadas.

Una corriente de agua con la fuerza suficiente, un poco de inclinación (si es posible), y la física se encargará del resto. A la hora de visualizar ejemplos de energía hidráulica, uno puede terminar en construcciones masivas como la represa Itaipú, o en algo tan sencillo como un pequeño molino de agua. Sus primeros ejemplos nos hacen viajar miles de años al pasado, e incluso existe una bella poesía atribuida a Antípatro de Tesalónica, quien indica a las «niñas de la molienda» que sigan durmiendo en la mañana, ya que sus tareas ahora estaban «a cargo de las ninfas». La tecnología hidráulica nos da acceso a una extraordinaria fuente de energía, pero la gran mayoría de sus soluciones son estáticas, y requieren de atención constante. Si alguien lograra desarrollar un sistema portátil, ¿cómo se vería?

 

Los responsables del proyecto Blue Freedom parecen tener la idea correcta. Si una persona disfruta de la naturaleza y desea capturar momentos especiales con sus dispositivos móviles, el enemigo número uno es la batería. En estos últimos años hemos visto muchas alternativas para recargar gadgets, pero Blue Freedom aprovecha la energía hidráulica de una forma muy interesante. De un lado, tenemos una turbina conectada a un eje flexible, mientras que su otro extremo va a la estación portátil, la cual posee dos puertos USB (uno de ellos con carga rápida a 2A), una batería de 5.000 mAh, y luces LED incorporadas. Blue Freedom también cuenta con un puerto micro USB auxiliar que recarga la batería interna sin intervención de agua, y su peso no supera los 400 gramos. El tiempo de carga varía con cada dispositivo, pero una hora bajo el agua para la turbina se traduce en diez horas adicionales de batería sobre un smartphone promedio.

Como era de esperarse, Blue Freedom posee un perfil en Kickstarter, y busca la suma de 100 mil dólares, que le permitirán continuar con su producción. Hasta aquí ha recibido poco más de 70 mil, y con 45 días por delante, no debería sufrir sobresalto alguno para obtener el resto. El precio por cada Blue Freedom es de 199 dólares, con envíos a todo el mundo. Sin embargo, quien desee uno debería comprarlo ahora, ya que su valor final será de 319 dólares, demasiado salado para algo que no deja de ser un pequeño generador de cinco vatios. Las primeras entregas, en octubre.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • vasfield

    Otro chisme caro e inutil

  • Ruscufruscu

    El mejor sitio para estar cargando tu movil, en el rio

  • vooi

    como tu mama

  • Rafael Ita

    319 dolares por eso? Tienen que estar de coña!!!!

  • Benedikt

    Nosotros no hacemos ninguna tontería ni queremos ofender. Con Azul Libertad Eres finalmente independiente. ¿O seguimos para comprar diesel o queroseno. Nosotros no queremos ser más caro de lo necesario. Nuestros costos en Alemania son por desgracia mucho mayor que para usted. Lo sentimos!