La verdadera historia del juguete – Cómo se hacen los juguetes en las fábricas chinas

El rostro humano detrás de la baratija china

Detrás de cada juguete que le regalas a tus hijos, sobrinos, nietos o ahijados, hay un ejército de trabajadores chinos poniendo miles de horas de sus vidas para que tú puedas adquirirlo lo más barato posible. Alrededor del 75% de los juguetes proviene de China, así que de esta no te salvas. Las condiciones en estas fábricas no suelen ser las mejores. Jornadas laborales extensas, pausas casi inexistentes, sueldos míseros que mantiene a los trabajadores en la pobreza y una organización autoritaria que no acepta sindicato de ningún tipo.

Dicho así, que es lo que todos ya sabemos, la cosa se vuelve bastante impersonal. ¿Quiénes son esos trabajadores? ¿En qué condiciones se desempeñan? ¿Cuáles son sus rostros? Para contestar esas preguntas, y ponerle una cara humana a esa baratija china que compras para quedar bien en algún cumpleaños, el fotógrafo Michael Wolf apela al lente de su cámara. Fue así cómo visitó varias fábricas de Hong Kong (al menos a las que lo dejaron entrar), y tomó estas instantáneas. Con ustedes “La verdadera historia del juguete“.

Deja tu voto

31 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 39

Upvotes: 35

Upvotes percentage: 89.743590%

Downvotes: 4

Downvotes percentage: 10.256410%

Si quieres puedes crear un post como este. ¡Crea uno ahora!

  • Moltrev

    Oye, ¿y en cuánto la decena de trabajadores chinos?

    • Walu_1

      Los mandan a laborar en lugares más pesados xd

  • edgar hugo

    esa es la razon por la cual los juguetes son baratos en china… en desmedro de su propia gente trabajadora

  • Leonmafioso

    El observar esos rostros algunos carentes de expresión, me hace sentir inútil y una mala persona… en la actualidad es bastante difícil comprar algo que no haya sido hecho o que no tenga algún componente chino, realizado en pésimas condiciones laborales.

  • Leonmafioso

    EL problema no es solo ese, la gente quiere cosas económicas y siempre habrá el que esté dispuesto a pagar menos por lo mismo. Las empresas no solo buscan los mayores beneficios contratando mano de obra barata, sino también vendiendo un mayor volumen.