Experiencia de la Calle Fremont

Fremont Street es una de las calles más emblemáticas y antiguas de la ciudad de Las Vegas. Entre muchas otras atracciones únicas, posee la pantalla de LEDs más grande del mundo, que la cubre completamente a lo largo de  450 metros, suspendida a 27 metros de altura y compuesta por 12 millones de estos diodos emisores de luz. Controlada por 10 ordenadores, esta pantalla llamada Viva Vision es capaz de reproducir cualquier clase de vídeo, y constituye un espectáculo inolvidable: la Experiencia de la Calle Fremont.

Cuando se menciona el nombre de Las Vegas, la primer atracción que nos viene a la mente es la proporcionada por los casinos. Pero esta cuidad posee también un espectáculo único en el mundo al que se puede acceder de forma gratuita: la Experiencia de la Calle Fremont (Fremont Street Experience). Esta calle es una de las más antiguas de Las Vegas, y posee un gran valor histórico. En ella se levantaron los primeros hoteles de la ciudad (“Nevada Hotel”, en 1906), el primer teléfono, el primer semáforo, el primer edificio concebido exclusivamente para ser utilizado como casino y el primer ascensor. Además, fue en 1925 la primer calle que se pavimentó en lo que luego sería la Meca del juego y los casamientos express. Esta ciudad se destaca por el enorme despliegue luminoso de sus marquesinas y carteles, y la Calle Fremont fue durante décadas utilizada por cientos de productores de cine como telón de fondo para cualquier película que se rodase en Las Vegas.

Para seguir manteniendo su liderazgo y competir con la atracción que constituyen los megahoteles y casinos que se han ido multiplicando en otras zonas de la cuidad a lo largo de las últimas décadas, en 1990 un formó consorcio compuesto por 10 hoteles y casinos de esa calle, con el objetivo de convertirla en algo único. Así fue como nació Freemont Street Experience  (FSE) en 1994. FSE es  una empresa cooperativa, que si bien recibe apoyo de la administración de la ciudad (se considera a esta calle un Parque Municipal), es propiedad y se encuentra bajo el control del mencionado consorcio. Pero ¿como hacer para que una calle se destaque visualmente del resto en una ciudad donde todo son luces y marquesinas? El consorcio de FSE ideó lo que se convertiría en la pantalla luminosa más grande del mundo, un dispositivo compuesto por millones de luces y controlado por ordenadores, que se llamaría Viva Vision.

Originalmente, era un dosel de 27 metros de altura que cubría unas cuatro cuadras de la Calle  Fremont, entre Las Vegas Blvd. y Eighth St. En este “techo” se encontraban 2.1 millones de pequeñas lámparas incandescentes de colores, que eran controladas por un grupo de 12 ordenadores para que exhibiesen mensajes e imágenes. Hubo que considerar una gran cantidad de factores antes de comenzar a construir semejante cosa, ya que no podía simplemente colocar un techo sobre la calle. Los expertos vaticinaban que si se cerraba la calle de esa manera, se crearía una especie de “tunel de viento” que podría derribar a los peatones, o que las vibraciones generadas por el aire terminaría por derribarlo dañando al público. Otro problema era el que planteaba la arena del desierto que rodea a Las Vegas, una verdadera maquina de erosionar natural. Sin embargo, luego de varios estudios, se decidió que podría construirse siempre y cuando no fuese un lugar completamente cerrado. El dosel original se sostenía sobre columnas en las que se apoyaban brazos que a su vez sostenían las luces, sin cerrar por completo la parte superior de la calle.

En el 14 de junio de 2004 se sometió a la enorme marquesina a una remodelación radical, reemplazando las lamparas por LEDs (Light-Emitting Diode, o Diodo Emisor de Luz), lo que permitiría convertirse en una verdadera pantalla capaz de mostrar hasta 16.7 millones de colores en cada píxel individual. En total se emplearon 12.5 millones de pequeños LEDs, cuyo funcionamiento  es controlado en tiempo real por 10 ordenadores ubicados en un cuarto de control que se encuentra en uno de los extremos de la calle. Este “techo de luz” cubre unos 450 metros, y tiene una superficie total equivalente a 5 campos de fútbol.

El sonido es producido por 220 altavoces instalados en el mismo dosel, que proporcionan un total de 550,000 Watts de sonido. Todos los días a las 20:30 horas se brinda a los peatones un espectáculo único en el mundo, al que asisten unos 25 mil espectadores en forma gratuita. Jeff Victor, el presidente del consorcio responsable de Fremont Street Experience dice que “los visitantes llegan a Fremont Street Experience por múltiples razones. Entre ellas se encuentran el entretenimiento en vivo gratuito y un grupo de grandes casinos muy cerca uno del otro”. Los espectáculos de Viva Vision tienen una duración de entre 5 y diez minutos, e incluyen shows como “Ophelia’s Dream” (un sueño con aventuras y montañas de hielo), "Bad to the Bone” (un tributo al Rock and Roll), "A Tribute to Queen", un espectáculo en homenaje a Michael Jackson y también, cada 4 de julio, un  show patriótico llamado “American Freedom”.

La industria del entretenimiento de Las Vegas necesita renovarse periódicamente para seguir siendo atractiva.  Fremont Street Experience y Viva Vision son un buen ejemplo de esto.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

4 Comments

Deja una respuesta
  1. Que copado Ariel. Se te debe poner la piel de gallina estar allí mirando. Imaginate todos los amantes de los pics que hicieron el ejemplo enciende led que hay allí metidos. JAJA. Un abrazo. Jukinch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *