La Historia de Tetris (25 años de Tetris)

Tetris, la creación de Alexey Pajitnov, cumple hoy 25 años de edad. Y aunque a muchos el juego de los tetrominós pueda resultarle casi una reliquia, lo cierto es que detrás hay toda una historia digna de James Bond. Guerra fría, amenazas, robos y espionaje, todo eso, y mucho más, desde Rusia y con amor.

Escribir una nota que haga honor a Tetris, cuando libros enteros han sido dedicados a su historia, es una tarea que está más allá de las pobres habilidades de este editor (y mucho más allá de sus intenciones). Porque la creación de Alexey Pajitnov ha superado todo tipo de barreras: espionaje, "robos" y amenazas, entre muchísimas otras cosas que solo se ven en las películas de James Bond. Y, en el medio de todo eso, un hombre cuyo talento solo fue reivindicado mucho tiempo después (y cuyo bolsillo aún reclama años y años de licencias impagas).

Un tipo querible: Alexey Pajitnov

Todo comenzó cuando Alexey Pajitnov (siendo un investigador de inteligencia artificial de la Dorodnicyn Computing Centre en Moscú) recibió el ordenador Elektronika 60. Pajitnov inmediatamente se interesó en el nuevo ordenador y decidió probar sus posibilidades programando un juego simple, pero que fuera divertido (inspirado en Pentaminós, un puzle de mesa que a Alex le encantaba).  Así nació Tetris ("tetris" es un juego de palabras entre el prefijo "tetra", que significa "cuatro", y la palabra Tenis), en una oficina de investigación de la Unión Soviética, en plena Guerra Fría.

Al poco tiempo, la creación de Alexey fue adaptada al ordenador IBM PC, por sus colegas Dmitry Pavlovsky y Vadim Gerasimov, y su popularidad escaló cimas insospechadas. Eventualmente, el juego se hizo conocido en todo el mundo, sin ningún rédito para Pajitnov, y allí fue cuando comenzaron los problemas. Para entender lo que sigue debes ubicarte en el momento: Rusia era todavía la Unión Soviética, el comunismo era el sistema de gobierno elegido y el país estaba sumido en un importante colapso económico.

Cuando Tetris llegó a Budapest, Hungría, el juego fue descubierto por la empresa Andromeda Software, presidida por Robert Stein (quien compraba software en Hungría y lo vendía en Inglaterra). Desde Hungría, Stein contactó a Pajitnov y no llegaron a ningún trato por la cesión de derechos, pero sí cerraron un “acuerdo casual” (sin firmas, ni nada, de palabra). Robert Stein no tardó en contactar a diferentes casas de desarrollo en Inglaterra, hasta que encontró un aliado en una empresa llamada Mirror Soft, de la corporación Maxwell. Jim Mackonochie, cabecilla de Mirror Soft en aquellos años, quedó encantado con el juego, al punto de volverse adicto (y de volver adicta a su familia). Estaba decidido, Tetris sería un producto de Mirror Soft y de todas sus sedes mundiales (siendo Spectrum Holobyte, de California, USA, la más importante). Así Maxwell comenzó a anunciar el juego que, en primera medida, sería vendido en Rusia, pero… ¡no contaban con el poder del comunismo y la Unión Soviética!

¿Qué edificio es el que se ve en la presentación del juego?

Tetris, mal que les pesara a Alexey Pajitnov y a Robert Stein, era propiedad del Estado soviético. Cuando todo estaba listo para su lanzamiento, una llamada telefónica de la empresa Elorg hizo que a Maxwell y a Andromeda les temblaran las piernas de miedo: se los acusaba de robar y plagiar propiedad soviética. Elorg era un departamento del estado soviético encargado en administrar todas las transacciones externas de software (incluido Tetris). Stein, así, fue citado a Moscú: “Primero me dejaron esperando en la recepción.”, dijo Stein para el documental Tetris: From Rusia with Love.Nadie te hablaba, las sillas eran incómodas, y entonces me levantaron y me pusieron en un cuarto, con una larga mesa de conferencias. Era como si me estuvieran interrogando, porque ellos mostraron una desconfianza absoluta sobre cualquier cosa que decía.

A lo ruso, la cosa había quedado clara: “No hagan nada con Tetris, es nuestro”. Stein, sin embargo, y a través de Andromeda Software, se aseguró los derechos pero solo para IBM PC. Mirror Soft siguió con sus planes y en 1986 el juego se estaba vendiendo en casi todo el mundo, con muchísimo éxito (pero solo para ordenadores IBM PC).  Pero a medida que pasaban los meses, los rusos no recibían una moneda. Sin importarle nada, Mirror Soft hizo un trato con Atari quien, a su vez, hace un trato con Henk Rogers, para que pueda vender la licencia en el atractivo y lucrativo mercado japonés. Para este momento, todos los involucrados se estaban haciendo cochinamente ricos, todos menos la Unión Soviética y Alexey Pajitnov, claro.

Sí, todo un lío. Nadie sabía (o nadie quería saber) a quién le pertenecían los derechos, pero nada evitó que se vendieran de aquí para allá, sin que a nadie le importara (¡salvo a los rusos!). Pero todo esto llegó a un punto álgido cuando Nintendo quiso licenciar el juego para su inminente GameBoy. Sí, Nintendo quería comprar los derechos, ¡pero no sabía a quién! Por eso, Nintendo se contactó con Henk Rogers, quien a su vez se contactó con Stein, quien le juraba que era solo cuestión de tiempo hasta tener el asunto resuelto. ¿Y qué fue lo que sucedió? ¡Casi todos los involucrados, Henk Rogers y Robert Stein incluidos, pidieron cita para discutir el asunto con los responsables soviéticos! Henk, por suerte, en ese momento, contaba con una cámara portátil y filmó partes de su viaje (que puedes ver en el vídeo arriba).

La primera versión DOS de Tetris (Propiedad de Elorg)

Cuando Henk informó a los rusos que él estaba vendiendo su juego en Japón, los tíos no sabían de qué le hablaban. “Solo transferimos los derechos a Andromeda Software y solo para usar Tetris en ordenadores personales”, dijo el responsable de administrar la propiedad intelectual de Rusia. “Usted está vendiendo algo que no le pertenece”, subrayó. Lo gracioso es que la cita después de Henk, en el mismo día, era Robert Stein. Stein apenas si pudo plantear sus propuestas, porque los rusos estaban ya muy muy enojados con todo el fiasco que había armado. Que él no podía vender derecho alguno a nadie más, que era un ladrón, que solo podía hacer juegos para IBM PC (y solo desarrollados por su empresa Andromeda), etc. 

En el mismo día, y a continuación de Stein, le tocaba el turno de discutir los derechos de Tetris a Kevin Maxwell, hijo del capo de la corporación Maxwell (dueña de Mirror Soft). En esa reunión, los rusos le preguntaron, con un cartucho de Tetris en la mano, “Señor Maxwell, ¿de dónde sacó Mirror Soft los derechos para este Tetris?” ¿Qué respondió? “Es una versión pirata, yo no tengo los derechos.” ¡Es que Kevin no sabía que la compañía de su padre había estado vendiendo los derechos para consolas a Atari!

En esas reuniones una cosa quedó clara. Supuestamente Stein “no había entendido” el significado de la palabra computador (computer, en inglés) y creyó que el término era aplicable a cualquier cosa que computara. Pero no era así, y los rusos decidieron editar el contrato, aclarando el significado de computador y asunto arreglado (muy a pesar de Stein). Pero todavía quedaban asuntos por resolver. El primero de ellos era el asuntillo multimillonario de Tetris para GameBoy. ¿Quién se los aseguraría? ¿Henk Rogers o Kevin Maxwell? El ganador, señores y señoras, fue Henk Rogers.

Desde allí, el resto es historia conocida (aunque todavía iban a haber problemas con licencias). Si Tetris era famoso antes de haber salido como juego de lanzamiento para la GameBoy, su popularidad explotó exponencialmente con cada consola portátil vendida (y, créenos, fueron muchas). Tetris tiene el orgullo de ser el único juego que ha pasado por TODOS los sistemas del mundo, sea en forma de clon u original, y ha estado presente entre nosotros desde hace 25 años. No hay móvil, PDA, consola, PC o lo que fuera que no tenga una versión del juego que lo cambió todo.

¿Y Pajitnov? Bueno, el pobre apenas si tuvo algo que decir durante todo el proceso. Fue recién en 1991, con la caída de la Unión Soviética, que Alexey se mudó a Estados Unidos y fundó, junto a Henk Rogers, The Tetris Company, que es la que hoy se encarga de administrar las licencias del juego en todo el mundo. Tetris es un juego simple, pero con una historia tan larga y compleja como es el proceso para lograr la perfección en su mecánica. Como sea, Tetris hoy cumple 25 años y bien merecido que lo tiene. Festeja su cumpleaños jugando un clon de Tetris desde Juegosfan, ¡y que sea por muchos más!

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

10 Comments

Deja una respuesta
  1. Si tiene pinta de ser pura mierda de vaca.

    Por cierto fue mi abuelo el que invento la mecanica del tetris con tablones de madera.Lastima que lo mataron en la guerra.

  2. No tenía ni idea de lo complicada que era la historia de este mítico juego. La verdad es que los juegos clásicos como Pacman o Tetris son copiados casi al 100%, mucha veces cambiando únicamente lo justo para no poder ser demandados. Al menos, queda el consuelo de que esta vez el autor del juego sí tuvo su recomenpensa económica, y no sólo fueron los demás quienes se lucraron a su costa.

  3. JJAJAJAJlo mejor del tetris es jugarlo en el bańo mientras haces tus necesidades fisiologicas y te fumas un buen cigarro en esas maquinitas tipo GameBoy, aparte de ponerte ebrio cada mes no conosco otra forma mejor de desestresarte….

    Salu2

  4. cuando leí el titulo del articulo pensé en ese mismo instante-esto esta escrito por Max Ferzzola- y si efectivamente y me convenci por el modo melancolico con el que escribe.

    Antes de leer este articulo y mucho mas antes, vi un libro dedicado especialmente a TETRIS lo cual considere tonto, un libro dedicado a un simple juego en el que solo tienes que alinear bloques de colores que para mi es aburrido, pero después de leer esto quede pasmado la historia que encierra este juego y aunque todavía me sigue pareciendo aburrido (pero si lo juego) a los adultos no (mis padrino tiene como 40 y tantos años y son adictos) quizás es por la epoca y mentalidad pero a un chico de hoy no le parece divertido bloques de colores callendo que tienen que ser alineados para luego desaparecer.

    Pero por todo lo demás muy bueno y felicidades a tetris.

  5. A mi lo que me sorprende es lo copiadísimo que ha sido el juego en todos lados, plataformas… etc. De hecho, creo que nunca jugué a la versión original!

  6. Me encantaba la música del tetris. Tambien fuí de los que lo consideró aburrido, sin embargo era de los pocos juegos con los que podia estar jugando por horas. No era divertido pero si tremendamente entretenido.

    Tambien quier recalcar unas cositas. "Rusia era parte de la Union Sovietica" y en el articulo dice "Rusia era todavía la Unión Soviética". Sí, una pavada pero queria decirlo.

    Otra cosilla es que debajo de la fotografía de Alexey Pajitnov dice "un tipo querible". Eso lo cuestiono, me parece que deberíamos admirar el trabajo que relizó pero no al él porque no lo conocemos demasiado. Además se ganó un poco de mi antipatía con sus declaracianes en contra del software libre. Solo busquen en Google "software libre+alexey pajitnov" para conocer más al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *