in

Clipchamp: El editor de vídeo de Microsoft que busca reemplazar a Movie Maker

Conocemos al clásico, ¿pero qué ofrece esta opción moderna?

Reemplazar a Movie Maker

Recientemente compartimos el proceso para instalar Movie Maker en Windows 11 (que también sirve en Windows 10) y restaurar así al clásico editor de vídeo que Microsoft abandonó sin dar demasiadas explicaciones. Sin embargo, Redmond decidió cubrir el vacío con la adquisición de Clipchamp en septiembre de 2021, poco antes del lanzamiento oficial de su nuevo sistema operativo. ¿Qué ofrece exactamente este editor?


TikToks, Historias, Shorts… la creación de vídeo en la Web ha explotado. Son cada vez más los usuarios que se suman a la tendencia de compartir pequeños bocadillos con sus dispositivos móviles sin modificaciones mayores, pero en algunos casos surge la necesidad de realizar ajustes, y junto a ella, la obligación de cruzar espadas con un editor de vídeo.

En su momento, Microsoft ofreció a Movie Maker. Cambió su nombre, después decretó su retiro, y lo terminó reemplazando en Windows 10 con el editor de la aplicación Microsoft Photos (que nadie usa). Para el lanzamiento de Windows 11, Redmond decidió alterar su estrategia, y adquirió al editor Clipchamp en septiembre de 2021. Hoy, Clipchamp es parte de todas las nuevas instalaciones de Windows 11, pero los usuarios de Windows 10 pueden buscarlo en la Microsoft Store si desean probarlo. Y hablando de pruebas, ¿qué podemos esperar de Clipchamp? ¿Tiene lo que se necesita para reemplazar a Movie Maker?


Conociendo a Clipchamp, el editor de vídeo de Windows 11

reemplazar a movie maker
Si haces clic sobre el icono en Windows 11… debes esperar a que se instale. En Windows 10, la tienda descargará un par de dependencias extra.

Con sólo dar el primer clic sobre su icono notamos que Clipchamp no es una aplicación completamente local, sino que se trata de un wrapper para la edición online. A esto se suma la solicitud de registro… aún para aquellos usuarios que ingresan a Windows y a la tienda con sus credenciales de Microsoft. Como si eso fuera poco, Clipchamp pedirá la vinculación de ambas cuentas si somos usuarios antiguos. El proceso es más sencillo si ya hay una cuenta presente de Microsoft, pero todo se siente redundante.


… «¿pero por qué?»
reemplazar a Movie Maker
El dashboard de Clipchamp. Si tienes una vieja cuenta, puedes vincularla con tu cuenta de Microsoft para recuperar vídeos.

Dejando eso atrás, Clipchamp busca compensar su llamativa falta de tutoriales con un set de plantillas (por ejemplo, «YouTube» o «Tik Tok») para que los nuevos usuarios comiencen a crear vídeos sin demasiados sobresaltos. Otra posibilidad es la de iniciar una grabación, y aquí es cuando las cosas se ponen más interesantes, ya que nos permite grabar con la webcam, grabar lo que hacemos en la pantalla, y grabar ambas cosas a la vez, un proceso ideal para compartir instrucciones o guías. Un plus que vale la pena mencionar es el text-to-speech, con soporte para 70 idiomas, y un número aún mayor de voces.


Finalmente llegamos a la interfaz. Hay mucho para explorar aquí.

Importar contenido multimedia en Clipchamp no requiere más que un clic en el botón «+» (justo debajo del logo), y soporta tanto el arrastre de archivos locales, como la carga a través de servicios en la nube (Google Drive, OneDrive, Dropbox, etc.), y la transferencia de archivos desde un smartphone. Si no quieres usar tu propio contenido en esta fase, nada te impide aprovechar los vídeos, la música y los sonidos de stock que Clipchamp ofrece sin cargo. La línea de tiempo aparece en la parte inferior de la interfaz, y el cambio de aspecto tiene su propio botón en la esquina superior derecha.


reemplazar a Movie Maker
Ahora se siente más como un editor de vídeo

Para finalizar con este repaso, Clipchamp adopta un perfil freemium: Su modo gratuito habilita la exportación ilimitada de vídeos a una resolución máxima de 1080p (antes era 480p, un horror), mientras que los planes más avanzados comienzan con un pago mensual de 9 dólares. En resumen, Clipchamp posee funciones lo suficientemente actualizadas e intuitivas como para reemplazar a Movie Maker, pero necesita transformarse en una experiencia más offline, y no insistir tanto con la «edición de vídeo como servicio».

(N. del R.: ¿Buscas un tutorial? Si el inglés no es un problema, Kevin Stratvert hizo un excelente trabajo en su presentación)


Clipchamp en la Microsoft Store: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Iconos de Windows XP

Iconos de Windows XP: Más de 500 diseños en alta definición, listos para usar

VERTEDERO

Vertedero Animado de la Semana (N°208)