in

Thug lifeThug life

Spotify en un Amiga 500: Música retro en otro nivel

¿Las claves? Una tarjeta de expansión, y un Raspberry Pi


Amiga 500

La popularidad del servicio Spotify habla por sí sola, pero un aspecto no tan conocido del servicio es el potencial latente de su API. A principios de marzo echamos un vistazo a Spotify TUI, que nos permite acceder a Spotify usando una terminal, obteniendo así una clásica experiencia retro, sin embargo… podemos dar un paso más allá con la ayuda de un ordenador Amiga 500, una tarjeta especial de expansión, y un Raspberry Pi como músculo. ¿El resultado? Spotify en un Amiga 500.

El Amiga 500 marcó una especie de «regreso a las raíces» para Commodore. Debutando a mediados de 1987 (entre abril y octubre dependiendo de la región), el A500 fue presentado como una alternativa de bajo costo al Amiga 2000, y no necesitó demasiado tiempo para convertirse en el modelo más vendido de toda la serie, especialmente en territorio europeo. Más de tres décadas después, los fans del Amiga 500 no se han ido a ninguna parte, logrando cosas con sus sistemas que hubieran sido imposibles en sus primeros años.

Uno de los desafíos más interesantes para cualquier fan es conectar el Amiga 500 a servicios modernos, y así llegamos al proyecto personal de David Arvidsson, quien después de algunas dificultades, logró conectar al clásico ordenador hogareño con Spotify. Esto requiere de dos componentes: Por un lado, una tarjeta de expansión A314, que va en la ranura disponible dentro del Amiga 500, y por el otro, un Raspberry Pi conectado a la tarjeta vía header GPIO. En otras palabras, la tarjeta A314 sirve como puente para que el Amiga 500 y el Raspberry Pi se comuniquen usando memoria compartida.



Luego de haber experimentado con la reproducción de archivos MP3, David concluyó que sería interesante inyectar audio proveniente de Spotify, y fue su amigo David Jensen quien le envió un enlace a Raspotify, un cliente Spotify Connect compatible con el Raspberry Pi. Al principio, Arvidsson tuvo problemas con el plugin ALSA, pero una vez más, su amigo salió al rescate recomendando la utilidad SoX. Un par de horas más tarde, y Spotify comenzó a sonar a través del chip Paula del Amiga 500.



En la página oficial de Arvidsson (enlace más abajo) encontrarás un tutorial paso a paso para instalar Raspotify y SoX junto a todas sus dependencias en el Raspberry Pi, y configurar al Amiga 500. La solución es muy limpia, y no requiere ningún hack mayor en el Amiga 500, protegiendo así su integridad original. Lo difícil es obtener la tarjeta A314. Un PCB limpio para DIY cuesta un poco menos de 20 euros, pero deberás pagar más de 100 si prefieres una alternativa «plug and play».


Sitio oficial: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Cómo detener procesos

Cómo detener procesos en Windows con ProcessKO

Mapa de Caracteres

BabelMap: Excelente mapa de caracteres para Windows en todas sus versiones