Fidget Spinner DIY: Un acelerador electromagnético para el juguete del momento

Tres imanes, cinco piezas, mucho tiempo de sobra

Si el fidget spinner se resiste a desaparecer, los más pequeños insisten con tener docenas de ellos para jugar una o dos veces (y no volver a tocarlos), y el mercado los ofrece en toda clase de formas y tamaños, ¿qué podemos hacer? Bueno… ¿por qué no hackeamos uno? Un circuito básico con cinco componentes, una fuente de alimentación y tres imanes pegados al spinner es todo lo que se necesita para convertirlo en… un motor eléctrico. Sí.

No, no tengo un fidget spinner. Sí, me estoy resistiendo a la idea de comprar uno, porque lo más probable es que esta locura se vuelva humo dentro de algunos meses, el spinner termine de llavero, y dentro de cinco años alguien me pregunte: «¿Todavía tienes esa cosa?» Lo lamento por todos los proveedores chinos allá afuera, pero en estos días necesito redirigir mi presupuesto a cosas más críticas, como una tarjeta gráfica y una fuente de alimentación (?). Ahora, vamos a suponer que tu casa fue invadida por spinners. Grandes, pequeños, con tres o cuatro aspas, no importa. Tomas un spinner, lo haces girar una, dos, tres veces… y puede que gracias a un misterioso proceso mental te preguntes si es posible que gire solo, sin intervención humana.

La respuesta es sí, un spinner puede girar solo siempre y cuando lo ayudemos un poco. Tal y como lo muestra este reciente vídeo del canal Tanner Tech, hay que modificarlo con tres o cuatro imanes (eso depende de su diseño), y crear un acelerador electromagnético. Un inductor, un diodo, una resistencia, un MOSFET, un interruptor de lengüeta (también conocido como reed switch) y una fuente estable de 5 a 12 voltios forman parte de su configuración. Un detalle clave es orientar correctamente a los imanes para que su polaridad vaya en la misma dirección, y que el spinner quede bien balanceado al momento de pegarlos. Damos energía al circuito, acercamos el inductor a los imanes, y el spinner girará solo.

Imagino que cualquier interesado puede miniaturizar aún más al circuito, esconderlo bajo su manga para que parezca un truco mágico, o por qué no, aumentar su potencia. El circuito de Tanner Tech hizo que el spinner supere las 1.400 revoluciones por minuto. En lo personal, lo último que quiero ver es a esos tres imanes transformados en proyectiles…

Deja tu voto

15 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 15

Upvotes: 15

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%