Tupolev ANT-20 Maksim Gorky

Cuando hablamos de aviones gigantes o aeronaves avanzadas para su época, no podemos dejar de lado al Tupolev ANT-20 Maksim Gorky, otro de los grandes monoplanos construidos en la ex Unión Soviética. Diseñado en 1934 como transporte de pasajeros y medio propagandístico, este avión también tuvo un trágico destino, estrellándose antes de que transcurriese un año de su vuelo inaugural durante una exhibición aérea.´

El Tupolev ANT-20 Maksim Gorky, diseñado por Andrei Tupolev, fue construido por la Unión Soviética con el fin de impresionar al resto del mundo. Su nombre era un homenaje al escritor Maksim Gorky, y tuvo el honor de ser el avión más grande del mundo en operaciones, durante el corto tiempo que permaneció volando. Puesto en funciones el 17 de junio de 1934, este monoplano necesitaba para poder volar de ocho enormes motores M-34FRN de 900 CV cada uno. Seis de ellos se repartían a lo largo del ala principal -de 63 metros de largo- y los dos restantes iban montados “a caballo” del fuselaje.

Concebido como un medio de transporte para pasajeros y -como casi todos los grandes aviones rusos de la época– como medio propagandístico, el Tupolev ANT-20 tenía un peso máximo en despegue de 42 toneladas y era capaz de volar a una velocidad de 245 kilómetros por hora. Hacía falta una tripulación de veinte hombres para operar esta máquina y disponía de asientos para 64 pasajeros. Sus alas eran tan grandes, que en su interior se habían dispuesto literas para que las personas abordo pudiesen descansar mejor.

Dado su empleo como elemento de propaganda política, el avión transportaba una imprenta para proclamas, un proyector de cine, una nutrida biblioteca, un laboratorio fotográfico, y una potente emisora de radio que era conocida como “La voz del cielo“. A lo largo de varios meses recorrió los cielos de Rusia, asombrando a los ocasionales espectadores, que por supuesto jamás habían visto nada parecido.

Tupolev ANT-20 Maksim Gorky volando sobre Moscú.

Pero el 18 de mayo de 1935, durante una exhibición aérea de la que participaba junto otros aviones, el Tupolev ANT-20 Maksim Gorky colisionó en pleno vuelo con un caza Polikarpov I-5 que lo escoltaba. Rápidamente, el gobierno acusó al piloto del caza de haber realizado una maniobra temeraria y fuera de programa, culpándolo de la tragedia. Sin embargo, se ha sugerido que dicha maniobra era en realidad una parte rutinaria de la exhibición. Como fuese, lo cierto es que tanto Nikolai Blagin (el piloto del caza) como todos los que iban a bordo del gigantesco avión -los miembros de la tripulación y 33 familiares de algunos de los que lo habían construido- perdieron la vida cuando este se precipitó a tierra. Cayó en un barrio residencial ubicado al oeste de la actual Estación Sokol dejando 45 muertos en total.

El gobierno ruso no estaba dispuesto a quedarse sin su vehículo de propaganda, por lo que rápidamente se anunció la construcción de otros 16 aviones gigantes. En la práctica, solo uno de ellos se construyó, y fue bautizado Tupolev ANT-20bis. Este avión, no demasiado parecido al  original y que contaba con solo 6 motores AM-34FNRV de 1.200 CV cada uno, comenzó a volar en 1939. A menudo se lo llamaba PS-124 o L-760 (ésta era su matricula civil), y tenía alas, fuselaje y estabilizadores rediseñados.

Formaba parte de la flota de Aeroflot, y cubría la ruta entre Rusia y Uzbekistán. El 14 de diciembre de 1942 realizó su ultimo vuelo, ya que el piloto de turno le dejó su lugar durante unos minutos a un pasajero, quien desconectó inadvertidamente el piloto automático y colocó la nave en un picado desde 500 metros de altura. En el accidente, el Tupolev ANT-20bis resultó destruido, y las 36 personas abordo muertas. Sin lograr escapar de la accidentada tradición de sus predecesores, la serie de aviones ANT fue abandonada definitivamente.

 

El avión atómico: La locura de poner reactores nucleares en los aviones

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 9

Upvotes percentage: 81.818182%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 18.181818%

Ariel Palazzesi

3 Comments

Deja una respuesta
  1. AL FIN!!

    Gracias Ariel por sacar a unos de mis aviones favoritos!! los tupolev junto con el concorde y su equivalente ruso Tupolev tu-144 supersonico están en mi estante de aviones a escala favoritos!!!! gracias.

    Estos rusos si que les gusta hacer cosas de gran tamaño.

  2. Excelente artículo Ariel!!, muy interesante y otro ejemplo más de como la obsesión de los rusos por hacer todo más grande era utilizada como un medio de propaganda del régimen en turno y definitivamente es algo que está bien inmerso en la genética rusa.
    No olvidemos que ellos le han dado a mundo además el helicóptero más grande del mundo en servicio actualmente (el Mi-26) pero además, el más grande jamás construido: el Mil Mi-12, de un tamaño comparable a un avión de línea y del cual no dudo que próximamente veamos algo por aqui en Neoteo pues tiene una historia peculiar y un diseño fuera de lo común al tener los dos rotores principales lado a lado en una configuración solamente usada anteriormente en el Fw-61 alemán, el primer helicóptero práctico y nunca más usada en helicóptero alguno.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Mi-12

  3. buen articulo los tupolev son sorprendentes lastima que la veo negra en el papaercraft.
    agradecerian que pongan tambien el ala voladora nazi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.