China busca prohibir los vehículos de combustión interna

Disparar la producción de coches eléctricos y reducir la contaminación, su doble objetivo

El Gigante Rojo de Oriente quiere convertirse en «verde», y si alguien tiene dudas sobre eso sólo debe observar sus últimos movimientos. La instalación de estaciones solares se multiplicó, mientras que la inversión total en energías renovables ascenderá a los 360 mil millones de dólares. ¿Qué es lo que sigue? La última información sugiere que el gobierno está considerando una prohibición general en la venta y producción de vehículos de combustión interna, favoreciendo a modelos eléctricos e híbridos. Otros países han hecho anuncios similares, pero China tiene el mercado automotriz más grande del planeta…

Lentamente, las principales potencias mundiales (con cierta excepción que ya todos conocemos) están reconociendo la gravedad de la contaminación y el cambio climático. Los combustibles fósiles nos han servido bien y lo seguirán haciendo por varios años más, pero nos acercamos a un punto en el que sus efectos negativos superan a sus beneficios, y tampoco debemos olvidar el factor económico. Los costos de la energía solar y eólica se desplomaron, acelerando así el desarrollo de nuevos proyectos a gran escala. Sin embargo, el potencial es mucho mayor cuando el medio ambiente se convierte en política de estado. Si bien hemos visto errores garrafales (como el «impuesto al sol» en España o los cambios en Nevada que están a punto de ser anulados), también hay ejemplos positivos contundentes. El Reino Unido y Francia quieren bloquear las ventas de vehículos de combustión interna antes de 2040, mientras que India planea hacer lo mismo en 2030. ¿Quién está pensando en integrar ese grupo? China.

Algunos fabricantes ya disfrutan de los beneficios tras la noticia, como BYD

De acuerdo con Xin Guobin, viceministro de Industria y Tecnología de la Información, ya se comenzó a trabajar en un programa para implementar el bloqueo a la producción y las ventas de vehículos de combustión interna, y que sería activado «en un futuro cercano», aunque la fecha exacta no trascendió. El funcionario agregó que estas medidas iniciarán cambios profundos en el medio ambiente y darán un nuevo impulso al desarrollo del mercado automotriz chino, sin olvidar mencionar que las compañías deberán «optimizar» el ahorro energético en la fabricación de coches tradicionales, y crear vehículos basados en «nuevas energías».

Las estadísticas indican que China vendió más de 28 millones de unidades el año pasado, pero la combinación de eléctricos e híbridos llegó a 500 mil, un aumento del 50 por ciento en relación a 2015. Algunos de los grandes nombres presentaron planes específicos para China, como es el caso de Volvo, que lanzará su primer vehículo eléctrico allí en 2019. Lógicamente, el anuncio de Xin Guobin provocó que las acciones de los fabricantes de coches eléctricos en China se disparen.

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%