in

Thug lifeThug life GeekyGeeky Una moneríaUna monería

La ley de Poe, y otras leyes de Internet

Son informales… pero muy ciertas


Ley de Poe

Internet está en un flujo constante. Lo que aparece escrito hoy puede desaparecer mañana, resurgir, cambiar su formato, esfumarse de nuevo, o ser reemplazado por completo. Y aún así, existen ciertas pautas… leyes no escritas que han logrado resistir al paso del tiempo. Lógicamente, la mayoría de los usuarios ignoran la existencia de estas leyes de Internet, y nunca es mala idea hacer un breve repaso. Una de las más interesantes es la ley de Poe, que describe la imposibilidad de parodiar un punto de vista extremo, sin que alguien lo tome demasiado en serio…


Tabla de contenidos

Las leyes no escritas de Internet

Toda ley requiere cierta resistencia al cambio y al paso del tiempo, pero Internet es un torbellino, y se reinventa constantemente. Por ese motivo resulta complicado hablar sobre «leyes de Internet». Si bien a ciertos gobiernos les encanta la idea de regular con mayor intensidad lo que sucede en la red de redes, su naturaleza es volátil, y cualquier cosa que parezca eterna o indestructible al principio, puede perder validez en cuestión de días, incluso horas.

Aún así, existen ejemplos aislados de leyes no escritas en Internet. Un ejemplo clásico: Más allá del tono que desees transmitir, SI ESCRIBES EN MAYÚSCULAS, ESTÁS GRITANDO. Las leyes que vamos a compartir hoy son más profundas, y estamos seguros de que ya te has cruzado con ellas antes.


La ley de Poe

ley de poe
«¡Es una broma, es una broma!»

Basada en un comentario hecho por Nathan Poe en un foro de cristianismo en el año 2005, la ley indica que sin una señal evidente de humor o sarcasmo (léase emoticon, emoji, o algo similar), es imposible parodiar a una visión o expresión extrema sin que alguien la tome en serio. Sin embargo, el concepto no es tan nuevo. Sus orígenes se remontan al sistema Usenet, y ya en 1983, Jerry Schwarz había publicado:

«Eviten el sarcasmo y los comentarios chistosos. Sin la inflexión de voz y el lenguaje corporal de la comunicación personal, ambos pueden ser fácilmente malinterpretados.»

También destaca al smiley 🙂 como indicador de broma, y agrega:

«Si publicas un ítem satírico sin este símbolo, no importa qué tan obvia sea la sátira para ti, que no te sorprenda si la gente la toma en serio.»


La ley de Godwin

ley de poe
En las discusiones online, nunca falta el que grita «¡eres un nazi!»

Propuesta por el abogado y autor Mike Godwin en 1990 (el mismo Mike Godwin que creó el concepto de «meme de Internet»), su ley mantiene una relación muy estrecha con el Reductio ad Hitlerum. ¿Qué significa eso? Que si una discusión en línea se desarrolla por un tiempo lo suficientemente largo, tarde o temprano uno de los participantes comparará a algo o alguien con Adolf Hitler y la Alemania nazi. La ley comenzó como un experimento en memética, pero con el paso de los años fue sometida a una amplia generalización.

Una vieja costumbre en diferentes foros de discusión y grupos de noticias en Internet es que apenas surge la comparación con Hitler, el thread es cerrado y el responsable por la comparación es declarado perdedor del debate automáticamente. Sin embargo, el propio Godwin ha criticado los excesos al aplicar su ley, ya que el objetivo original es reducir las comparaciones inapropiadas e hiperbólicas. En la mente de Godwin, la ley debería «iniciar conversaciones y no terminarlas» cuando la comparación resulta apropiada.


La ley de Cunningham

ley de poe
Si estás equivcado, te lo harán saber

Ward Cunningham es un programador estadounidense, y la mente maestra detrás del concepto de «wiki», pero también se le atribuye una expresión muy especial: «La mejor forma de obtener una respuesta correcta en la red no es haciendo la pregunta, sino publicando una respuesta equivocada». Ahora, lo más interesante es que Cunningham rechaza su autoría, llamándola «una cita errónea que se refuta a sí misma». El verdadero autor de la ley sería Steven McGeady, colega de Cunningham en Intel.


Por supuesto, hay más. Ley de Pommer, Efecto Streisand, Reglas 34 y 35… ¿recuerdas otras? ¡Deja un comentario!



Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Ornitorrinco veneno

El veneno del ornitorrinco: Defensa extrema para uno de los animales más extraños

Vertedero Animado de la Semana (N°150)