in

DIY Google Glass: Un Google Glass casero, hecho con Arduino


Mientras esperamos una disponibilidad más amplia del Google Glass, y un precio mucho más razonable, la enorme comunidad DIY sigue tratando de duplicar sus funciones con hardware ya disponible. En esta oportunidad, un joven de 13 años creó su propio diseño basado en el Arduino Esplora, con un armazón creado en una impresora 3D.

Las opciones son tres: Podemos aguardar a que un producto sea lanzado oficialmente, modificar un dispositivo que ya se encuentra en el mercado, o construir uno que se ajuste a todas nuestras necesidades. Sin lugar a dudas, la tercera opción es la más compleja, pero también la más satisfactoria. Hemos visto gente fabricando sus propios smartphones, controles, consolas y cascos virtuales. También nos cruzamos con iniciativas orientadas a dispositivos vestibles, entre las que obviamente aparece Google Glass. El accesorio de Mountain View no tiene ningún apuro por llegar a las estanterías, al mismo tiempo que se ha comenzado a cuestionar su utilidad frente a otras alternativas vestibles como el Moto 360. Aún así, Google Glass es un excelente proyecto para duplicar, y eso es lo que ha hecho (hasta cierto punto) un joven de 13 años llamado Clay Haight.

Arduino Uno Rev3 original
  • Nuevo modelo Arduino UNO (Rev. 3)
  • Incorpora una autoselección del voltaje de alimentacion (DC/USB).
  • Dispone del nuevo bootloader OptiBoot que permite cargar programas a 115Kbps.
  • El bootloader ha sido reducido en tamaño y ocupa 512bytes, tendremos más espacio para programar.
  • ¿Quieres empezar con Arduino? No te pierdas nuestros tutoriales en video.

Un armazón fabricado con una impresora 3D (Printrbot Simple, que tiene un precio de 600 dólares ensamblada), un Arduino Esplora y una pequeña pantalla LCD compatible son los componentes principales de este Google Glass casero. El prototipo reconoce comandos de voz para abrir un calendario, mapas locales, información sobre el clima y la temperatura actual. Como era de esperarse, la apariencia general es bastante cruda, y Clay se asemeja a un Borg cuando tiene puesto su accesorio, pero tal vez esa sea la mejor parte. El hecho de que funciona como prototipo le da luz verde a Clay para refinar y miniaturizar su diseño, además de agregar otros componentes secundarios.

Mientras tanto, las novedades relacionadas con Google Glass continúan acumulándose. Mountain View se ha negado a reportar la cantidad exacta de unidades en circulación, aunque se calcula que son varias decenas de miles. La expansión del programa “Google Glass Explorer” mejoró su disponibilidad, pero el precio continúa siendo la barrera principal para todos los interesados. Tampoco debemos olvidar todo lo que rodea al término “Glasshole”, y las prohibiciones de usar a Glass en múltiples establecimientos. Por suerte, la situación actual del producto original no afecta la creatividad y la innovación en el mundo DIY, y honestamente espero que surjan más proyectos como el de Clay.

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Si ves la ilusión, no tienes esquizofrenia

Microsoft y las malas contraseñas