in

Fidget Spinner DIY: Un acelerador electromagnético para el juguete del momento

Tres imanes, cinco piezas, mucho tiempo de sobra

Si el fidget spinner se resiste a desaparecer, los más pequeños insisten con tener docenas de ellos para jugar una o dos veces (y no volver a tocarlos), y el mercado los ofrece en toda clase de formas y tamaños, ¿qué podemos hacer? Bueno… ¿por qué no hackeamos uno? Un circuito básico con cinco componentes, una fuente de alimentación y tres imanes pegados al spinner es todo lo que se necesita para convertirlo en… un motor eléctrico. Sí.

No, no tengo un fidget spinner. Sí, me estoy resistiendo a la idea de comprar uno, porque lo más probable es que esta locura se vuelva humo dentro de algunos meses, el spinner termine de llavero, y dentro de cinco años alguien me pregunte: «¿Todavía tienes esa cosa?» Lo lamento por todos los proveedores chinos allá afuera, pero en estos días necesito redirigir mi presupuesto a cosas más críticas, como una tarjeta gráfica y una fuente de alimentación (?). Ahora, vamos a suponer que tu casa fue invadida por spinners. Grandes, pequeños, con tres o cuatro aspas, no importa. Tomas un spinner, lo haces girar una, dos, tres veces… y puede que gracias a un misterioso proceso mental te preguntes si es posible que gire solo, sin intervención humana.

La respuesta es sí, un spinner puede girar solo siempre y cuando lo ayudemos un poco. Tal y como lo muestra este reciente vídeo del canal Tanner Tech, hay que modificarlo con tres o cuatro imanes (eso depende de su diseño), y crear un acelerador electromagnético. Un inductor, un diodo, una resistencia, un MOSFET, un interruptor de lengüeta (también conocido como reed switch) y una fuente estable de 5 a 12 voltios forman parte de su configuración. Un detalle clave es orientar correctamente a los imanes para que su polaridad vaya en la misma dirección, y que el spinner quede bien balanceado al momento de pegarlos. Damos energía al circuito, acercamos el inductor a los imanes, y el spinner girará solo.

Imagino que cualquier interesado puede miniaturizar aún más al circuito, esconderlo bajo su manga para que parezca un truco mágico, o por qué no, aumentar su potencia. El circuito de Tanner Tech hizo que el spinner supere las 1.400 revoluciones por minuto. En lo personal, lo último que quiero ver es a esos tres imanes transformados en proyectiles…

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Joven embarazada mata a su novio grabando un temerario vídeo para YouTube

3D Face: Crea una imagen 3D de tu cara a partir de una foto