in

Lockheed Martin: Reactores de fusión compactos en diez años


La gran esperanza que tiene la tecnología nuclear para dejar atrás los problemas de la fisión es el desarrollo de un reactor de fusión viable. En el pasado hemos hablado sobre un acercamiento a la deseada ignición de la fusión, pero en esta oportunidad, nos encontramos con un anuncio de muy alto nivel proveniente de Lockheed Martin. La compañía de defensa fue clara: Reactores de fusión compactos, con 100 megavatios de potencia, en apenas diez años. ¿Podrán hacerlo?

Lockheed Martin es, a falta de otro calificativo más adecuado, un verdadero monstruo. Seguramente has visto en las últimas semanas al F-22 desfilado por los noticieros. Bueno… Lockheed Martin es el contratista principal detrás de ese proyecto. ¿El F-35 Lightning II? También es de ellos. A esa lista debemos agregar el misil Trident, el C-130 Hercules que lleva más de cincuenta años en producción, los Laboratorios Nacionales Sandia, el F-117, el SR-71… y podría estar hasta mañana. Al mismo tiempo, Lockheed Martin ha explorado el terreno de la energía, tanto convencional como alternativa. La razón para este desvío es fácil de entender: Sus clientes principales son más cuidadosos a la hora de invertir en defensa, y los recortes que ha hecho Estados Unidos sobre sus fuerzas (por más que no se noten) han afectado a todos los contratistas. En consecuencia, Lockheed Martin cree que la tecnología para generar energía será una excelente fuente de ingresos, y con lo que tiene entre manos, tal vez haya que darle la razón.

Fusión nuclear
Reactores de fusión compactos… Lockheed Martin cree que es posible. (En la imagen, el “JET” ubicado en el Reino Unido)

El concepto de un reactor de fusión no es nuevo. Las primeras líneas de investigación en fusión nuclear se trazaron durante la década de 1920, y sólo se necesitaron treinta años para que aparecieran cosas como Greenhouse Item, y los primeros titanes termonucleares, Ivy Mike y Castle Bravo. A mediados de los ’50 se iniciaron los trabajos sobre los dispositivos Tokamak, y desde entonces, los expertos buscan la manera de desarrollar un reactor de fusión funcional. De acuerdo al doctor Tom McGuire de la sección Skunk Works de Lockheed Martin (un nombre colorido para sus Programas de Desarrollo Avanzado, como el SR-71 en su momento), la compañía ha demostrado la viabilidad de un reactor de fusión con capacidad de 100 megavatios, y un tamaño que no excedería los dos por tres metros, a un punto tal que podría ser instalado en la parte trasera de un vehículo pesado, como una camioneta.

Este teórico reactor es el resultado de cuatro años en investigación y desarrollo. Con dimensiones diez veces más pequeñas que un reactor normal, y un combustible (deuterio-tritio) capaz de generar diez millones de veces más energía que su masa equivalente en combustibles fósiles, el reactor de fusión de Lockheed Martin podría dar inicio a una nueva revolución energética. Aún así, todos están de acuerdo en que la noticia debe ser tomada con pinzas. Las promesas sobre fusión fueron muchas, y ninguna se ha materializado. Lockheed Martin está buscando socios en todas las áreas para acelerar el desarrollo, pero hay algo más: La compañía agregó que podría completar el diseño y preparar una prueba de concepto en apenas doce meses, abriendo camino a una versión final dentro de diez años. ¿Fusión en una década? Nos encantaría que suceda, pero antes queremos ver las chispas.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Google Express: Envíos en el día para competir con Amazon

USB Armory: Un ordenador en miniatura para proyectos de seguridad