in

Privacy Badger 2.0: Mejora la privacidad de tu navegador con la ayuda de la EFF


La Electronic Frontier Foundation no sólo se dedica a informar y asistir a los usuarios en lo que se refiere a la protección de sus derechos digitales, sino que también ofrece recursos más activos, como es el caso de la extensión Privacy Badger. Lleva unos dos años en la Web, y su función principal es la de detectar y bloquear el rastreo de redes de publicidad. La nueva versión 2.0 mejora su rendimiento, impide la filtración de direcciones IP vía WebRTC, y añade soporte para pestañas privadas.

El usuario es el combustible que hace funcionar al motor del Big Data, ya nadie se atreve a discutir eso. Docenas de algoritmos en segundo plano trabajan para adaptar una sesión de navegación tradicional a tus preferencias, y en lo posible, convencerte de que gastes algunos billetes. Cada «me gusta» en Facebook, cada retweet, cada corazón en Instagram, cada paso por eBay o Amazon… todos quieren saber más sobre ti. Y esto se extiende a la visita de portales normales que dependen de la publicidad para financiar sus operaciones. El problema es que esos portales no pueden regular el comportamiento de las redes publicitarias. Muchos ven a su rastreo constante como un problema, y allí es cuando aparece la Electronic Frontier Foundation con su extensión Privacy Badger.

La detección de Privacy Badger es heurística, o sea que se vuelve mejor con el paso del tiempo

Básicamente, lo que hace la extensión es interrumpir (o mejor dicho «tratar» de interrumpir) el rastreo no autorizado de navegadores. Desde un punto de vista técnico, Privacy Badger no es un adblocker (como siempre, pedimos una humilde excepción en tu whitelist si usas uno), sino una especie de anti-tracker. Privacy Badger permite bloquear y habilitar a gusto cada uno de los dominios detectados, sin embargo, su trabajo no se termina allí. La nueva versión 2.0 incluye una protección contra el filtrado de direcciones IP en WebRTC, soporte para pestañas de navegación privadas (como el Incógnito de Chrome), compatibilidad con Electrolysis en Firefox, mejoras en la interfaz, y un código unificado en las diferentes ediciones de la extensión.

También brinda soporte para whitelisting

Privacy Badger está disponible en Firefox, Google Chrome y Opera. En todos los casos es posible obtener la extensión manualmente, o descargar copias a través de las tiendas oficiales. Para finalizar, no debemos olvidar que Privacy Badger puede quebrar alguna que otra página durante su funcionamiento.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Ranking: ¿Dónde viven los mejores programadores del mundo?

Un fotógrafo ruso demuestra que la privacidad es un mito