¿Cómo se construyen los pinball?

La magia de luces y movimiento demanda un gran esfuerzo

Construir una máquina recreativa es un proceso muy complejo. La dificultad se multiplica cuando el objetivo es rescatar y restaurar a modelos antiguos, pero lo cierto es que ingresamos a una dimensión completamente diferente si se trata de pinballs. La gente de The AV Club compartió una visita a la fábrica de Stern Pinball en Chicago, que nos enseña todos los pasos en la construcción de un pinball, desde la clasificación de partes hasta la evaluación final.

Lamentablemente no recuerdo cuándo fue la última vez que jugué a un pinball, y me refiero a uno de verdad. Cualquiera puede saciar su sed con clásicos como el Space Cadet, pero todos estamos de acuerdo en que no es lo mismo. Mantener un pinball demanda mucha dedicación y dinero, además de partes que no siempre son fáciles de obtener. El mundo del DIY está repleto de proyectos que nos ayudan a construir pinballs con diseños «simplificados», impresión 3D, CNC, realidad virtual, hardware Arduino y el ocasional Raspberry Pi. Sin embargo, en el ámbito profesional no hay lugar para atajos. Tal y como lo enseña el nuevo vídeo de The AV Club, en la construcción de un pinball intervienen docenas de personas, y cada paso es un desafío.

Una vez que el diseñador y el programador establecen qué es lo que hará el pinball durante una partida, es momento de reunir las partes. Un pinball promedio requiere 3.500 piezas, y en la compañía Stern Pinball poseen un control de calidad muy estricto. Muchas piezas son inspeccionadas una por una (dependiendo de qué tan crítica sea), o en lote. La muestra general suele ser del 20 por ciento, y si el 3 por ciento de ese 20 por ciento presenta defectos, rechazan el lote entero. El cableado es, a falta de otra descripción, una pesadilla. Todas las configuraciones se prueban a mano, y una máquina necesita entre 400 y 800 metros de cable para funcionar correctamente.

La aplicación del arte en las carcasas es un proceso húmedo usando agua con jabón. Los mecanismos se ensamblan y prueban por separado, para luego pasar a la instalación en la mesa de juego. Los técnicos utilizan una estructura giratoria especial que nos recuerdan a un rotisserie horizontal, logrando así un rápido acceso a ambos lados de la mesa. Una vez que el hardware está instalado se pasa a las pruebas generales, se instala la mesa en su carcasa correspondiente, y se verifica todo otra vez. Ahora, ¿cuánto hay que pagar por un pinball así? El modelo de Star Wars es uno de los más recientes que lanzó Stern Pinball, y su versión Pro asciende a 6.200 dólares. Una ganga, queremos dos. (?)

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 85.714286%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 14.285714%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *