in

Casio Secret Sender 6000: La agenda que servía como mando a distancia y enviaba mensajes de texto (1994)

Una ensalada de funciones pensada para los más jóvenes

El mercado de los dispositivos móviles era un verdadero caos a mediados de los ’90. Algunos hablaban sobre el concepto de smartphone, otros defendían a rajatabla al asistente digital personal, y después estaban quienes veían como solución a una especie de híbrido entre ambos. Muchos nombres de alto perfil trataron de quedarse con una porción del pastel, y entre ellos estaba Casio, que en 1994 lanzó a su Secret Sender 6000, una versión expandida del My Magic Diary que además de enviar mensajes en forma inalámbrica, también funcionaba como mando a distancia en televisores compatibles…

Cualquiera que piense en los viejos asistentes digitales automáticamente caerá en el territorio de los dispositivos Palm, que dominaron el mercado por varios años hasta que los smartphones se los comieron crudos. Hoy, la marca Palm es propiedad de TCL, y por lo que hemos visto no hay grandes planes para traerla de regreso, pero la nostalgia por los asistentes dedicados gana fuerza a veces, en especial cuando consideramos la «fatiga de smartphone» que sufren muchos usuarios. Ahora, si viajamos un poco más atrás, principios de los ’90 para ser más precisos, encontramos a nada menos que Casio. Algunas de sus agendas tenían un perfil muy formal, orientadas a la oficina y la productividad… pero también había cosas como esta:

Casio Secret Sender 6000, una mezcla entre calculadora, agenda, mensajero instantáneo, calendario, y diario íntimo. El Secret Sender 6000, esencialmente una continuación del modelo previo My Magic Diary, venía equipado con una memoria de 4.096 bytes, equivalentes en promedio a unas 70 entradas en la agenda (el número final dependía de la cantidad de caracteres utilizados). También incluía como funciones secundarias a un «adivino», una «memoria secreta» para guardar datos confidenciales, y un curioso modo «Match Maker» que determinaba si eras «compatible» con alguien. Sin embargo, la dos joyas de la corona eran el envío y recepción de mensajes a otros Secret Sender por vía infrarroja, y la función de mando a distancia, con soporte para marcas como Sony, Samsung, Philips, Panasonic, Toshiba, y más. ¿La mejor parte? Trabajaba con televisores y videocaseteras.

El Casio Secret Sender 6000 necesitaba dos tipos de baterías, un par de AAA como fuente principal, y una moneda CR2032 de emergencia. ¿Por qué? Por el simple hecho de que no había un método directo para respaldar los datos guardados. El rendimiento de las baterías era muy bueno (240 horas de uso continuo, y tres años en el respaldo), pero si ambas se quedaban en el camino al mismo tiempo… ¡puf! La única alternativa que ofrecía Casio era comprar un cable especial y utilizarlo para transferir información a otra agenda Casio compatible. Si quieres satisfacer a tu hambre retro y comprar uno deberás dirigirte a eBay (las variantes Magic Diary son fáciles de encontrar), y si ya tienes un Secret Sender en tu poder, nos encantaría ver algunas imágenes.

Reportar

What do you think?

Veterano

Written by Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

El extraño arte cinematográfico de Ghana: Los mejores «posters» africanos pintados a mano (Galería)

Windows Defender Browser Protection: Protección para Chrome, de la mano de Microsoft