Cómo construir un casco de realidad virtual por 100 dólares

Las alternativas DIY, cada vez más económicas

Uno de los grandes desafíos que tienen por delante todos los fabricantes de accesorios destinados a la realidad virtual es bajar los precios. La realidad virtual nunca será «masiva» como lo desean si la compra de un casco demanda cientos de euros aún sin calcular el costo del hardware. Ante la imposibilidad de adquirir un Oculus Rift, tres jóvenes y un profesor en Francia diseñaron al Relativ, un casco virtual open source que promedia los 100 dólares en componentes.

El Oculus Rift cuesta 449 euros enviado a España. El HTC Vive se ubica mucho más arriba, llegando a los 699 euros. Si a eso sumamos el valor general del hardware, la compleja situación con las tarjetas gráficas (cortesía de la criptominería), y el bajo número de títulos que supuestamente justifican pagar semejante premium, se hace muy difícil recomendar a la realidad virtual como forma de entretenimiento. Los principales jugadores del mercado saben que los parámetros no son los ideales, y una de las prioridades es bajar el precio de los cascos. Sin embargo, la mejor relación costo-beneficio parece estar en el DIY, y queda demostrado con el proyecto Relativ.

Todos los archivos para imprimir el casco están disponibles en la página oficial

Maxime Coutté, Jonas Ceccon, Gabriel Combe y el profesor de matemáticas Jerome Dieudonne son los cuatro integrantes del equipo que creó a Relativ, un casco open source basado en hardware Arduino, las plataformas WRMHL (comunicación a alta velocidad entre el motor Unity y Arduino), y FastVR (creación de juegos en Unity compatibles con RV). Los componentes principales son un Arduino Due (o un clon chino a un tercio del valor oficial), el módulo MPU-6050 con acelerómetro y giroscopio, dos lentes Fresnel de 50 milímetros (las mismas que se usan en Google Cardboard), y una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución 1440p, cuyo precio puede variar mucho en portales como eBay y Aliexpress.

No parece tan complicado…

Después de cargar todo el software necesario en el Arduino, el último paso es imprimir en 3D al casco, con el potencial de destruir por completo al presupuesto original de 100 dólares. Sin embargo, existen alternativas como modificar cascos genéricos, o por qué no, adaptar al antes mencionado Cardboard para recibir a todo el hardware. Aún si el costo final quedan en 150 o 200 dólares, eso sigue siendo una fracción de lo que se pide por un Rift o un Vive, y si te agrada la idea de optimizar código o improvisar, tal vez Relativ sea una mejor opción.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 87.500000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 12.500000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.