in

Hack-E-Bot: Un robot open source para grandes y pequeños


Aprender robótica es una de las formas más fascinantes de ingresar al mundo de la tecnología. Lamentablemente, el costo aparece como la primera barrera que debe enfrentar cualquier iniciativa de robótica educativa, pero Hack-E-Bot es un proyecto que busca hacer las cosas de un modo distinto, a través de robots open source muy económicos, y compatibles con Arduino.

Si la memoria no me falla, el único robot que tuve movía un poco las piernas, encendía un par de luces, decía algo como “grrrr” y devoraba baterías en cuestión de minutos. En la escuela no vi nada relacionado con la robótica, las clases de informática eran esporádicas (además de pobres), y el colegio secundario no hizo mucho que digamos para cambiar eso. Por un lado tenemos proyectos como el Raspberry Pi, que trata de llevar ordenadores de bajo costo a las escuelas para que los más pequeños aprendan a escribir código. Y por el otro está la resistencia natural de la educación tradicional, que en algunos casos hace todo lo posible para dejar a la tecnología en la puerta del salón. Es muy fácil decir que faltan ingenieros y programadores, pero si los estímulos necesarios no están allí, tampoco podemos esperar que la tendencia se modifique.

Hack-E-Bot trata de ser la excepción, un pequeño puente entre las mentes de los más jóvenes y el gigantesco potencial de la tecnología. A simple vista no es más que un pequeño robot. Dos ruedas lo ayudan a desplazarse, y un sensor integrado le permite evadir ciertos objetos. El usuario puede agregar más sensores a medida que los necesite, y su hardware compatible con código Arduino (técnicamente el Adafruit Trinket, que ahora será actualizado con el Pro Trinket, basado en el Atmega328P) otorga un alto nivel de flexibilidad. El reciente reemplazo del controlador les permite a los robots Hack-E-Bot incrementar su capacidad de procesamiento en un 300 por ciento, sin alterar el precio final de cada unidad.

El proyecto Hack-E-Bot tiene al bajo costo como una de sus mayores prioridades, a un punto tal que cada kit para ensamblar un robot cuesta exactamente 47 dólares. Hack-E-Bot ha iniciado una campaña para recolectar fondos en CrowdSupply, y con nueve días por delante, sus responsables necesitan cinco mil dólares adicionales sobre los dos mil que ya tienen. Aquellos que decidan comprar un Hack-E-Bot deberán esperar hasta diciembre para recibirlo. Cualquier cosa que sirva para estimular la educación de los más pequeños es bienvenida, más aún si llega en la forma de algo como el Hack-E-Bot.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

BadUSB fue lanzado al público

Una vez descargada la aplicación desde su página oficial

Bloquea tu ordenador con un dispositivo USB