in

La primera vértebra impresa en 3D


La impresión 3D tiene un lugar cada vez más grande en el mundo de la medicina. Que los doctores puedan diseñar piezas y realizar implantes con ajustes mínimos es favorable en todos los sentidos, especialmente sobre la recuperación del paciente. La semana pasada, doctores en la Universidad de Pekín colocaron un implante en un niño de 12 años, utilizando la primera vértebra impresa en 3D.

En más de una ocasión he mencionado la posibilidad de imprimir diferentes piezas de repuesto y/o reemplazo para varios dispositivos. Ahora, si consideramos al cuerpo humano como un “dispositivo”… el concepto encaja a la perfección. En marzo pasado hablamos sobre un implante craneal diseñado con una impresora 3D. Pocos días antes de eso, reconstruyeron el rostro de un hombre, restaurando su simetría gracias a varias piezas hechas a medida. También hemos visto casos de prótesis faciales, y algo que podría cambiar para siempre el futuro de la medicina, como la impresión de órganos.

 

Las últimas novedades nos llevan a China, en la Universidad de Pekín. Allí, un grupo de médicos realizó una compleja cirugía de cinco horas sobre un paciente de 12 años con el objetivo de retirar una vértebra afectada por un tumor maligno. Como reemplazo, en la intervención se aplicó la primera vértebra impresa en 3D, que usa titanio como material básico. Un dato muy interesante sobre la pieza es que los expertos incluyeron poros muy pequeños, de forma tal que los huesos pueden crecer dentro de ella, lo que lleva a un anclaje mucho más natural, sin necesidad de tornillos invasivos u otra clase de elementos.

El programa de implantes creados con impresoras 3D comenzó en 2009, y después de varias pruebas, se llegó a los estudios clínicos con humanos en 2012. Tomará un tiempo para conocer por completo los resultados de la intervención. La recuperación del niño será larga, y tanto su cabeza como su cuello deberán permanecer inmóviles durante los próximos tres meses, lo que seguramente demandará rehabilitación adicional. Aún así, la relación entre la medicina y la impresión 3D sólo puede volverse más fuerte. Las reproducciones exactas de los huesos están dentro de las capacidades que tiene la tecnología actual, y a medida que mejoran los métodos de impresión y los materiales, los implantes serán más livianos, más fuertes, y menos agresivos para los pacientes.

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Conviértete en un Jedi con STEM y Oculus Rift

Amazon sorprende y se convierte en el comprador de Twitch