in

El libro de 1968 que intentó predecir 2018

¿Qué tan bien le fue…?


El año 1968 presentó cosas como el debut de la línea Hot Wheels, el lanzamiento de 2001: A Space Odyssey, el Tratado de No Proliferación Nuclear y La Noche de los Muertos Vivientes, pero también dio lugar a muchos científicos que decidieron realizar sus propias predicciones sobre cómo sería el mundo en los siguientes 50 años. Más de 800 de ellos se reunieron en el Hilton Midtown de Manhattan, y lo que salió de esa conferencia terminó publicado en un libro llamado «Toward the Year 2018». Con el 2018 ya presente en los calendarios, la Web decidió repasar el texto para ver en qué acertaron.

Imaginar a un grupo de científicos e investigadores reunidos en mayo de 1968 para discutir el futuro no parece tan complicado. Tal vez lo primero que nos venga a la mente es un entorno académico robusto, e incluso un poco severo si se quiere. Sin embargo, la reunión organizada por la Foreign Policy Association para celebrar sus 50 años sufrió varios inconvenientes. Martin Luther King había sido asesinado un par de semanas antes, el activismo se encontraba en uno de sus puntos más tensos, y básicamente todo el mundo estaba bajo vigilancia de los agentes federales por las clásicas sospechas de «simpatía comunista». A pesar de las dificultades de la época, los expertos hicieron sus predicciones, en parte registradas y luego editadas en un libro llamado «Toward the Year 2018».

Amazon tiene una copia a 500 dólares, pero otras librerías en línea publican precios mucho más accesibles

En general, el texto no deja piedra sin voltear. Entre los errores más evidentes encontramos que el futuro de la energía sería dominado por los reactores reproductores (cosa que nunca sucedió), la capacidad de arrojar huracanes como municiones a flotas enemigas, y la eliminación del relámpago a fines de los ’80. Aún así, cada equivocación parece estar acompañada por aciertos escalofriantes. El meteorólogo Thomas Malone (el mismo que quería hacer desaparecer los relámpagos) sugirió una modificación a gran escala del clima, provocada por el aumento en los niveles de dióxido de carbono. En otras palabras, anticipó el cambio climático y el calentamiento global. Otro ejemplo es el del geofísico Gordon F. MacDonald, quien descartó la posibilidad de una exploración interplanetaria tripulada, anunció «el fin de la utilidad política» del programa Apolo, y un interés mucho más profundo en la tecnología satelital, con el objetivo de transmitir información a todo el mundo, habilitar el avance de la televisión, y estudiar el clima.

A eso se suman las redes masivas de fibra óptica, el acceso a través de dispositivos móviles, y la pérdida de privacidad. El experto en ciencias sociales Ithiel de Sola Pool describió el potencial manipulador de la información guardada en ordenadores, y Anthony Oettinger imaginó un «Memex gigante» (concepto que hoy forma parte del ADN de la Web) al que los gobiernos tendrían problemas para adaptarse (!). Aún así, las predicciones no quedaron libres de críticas. El activista Arthur Waskow fue lapidario: Esa gente imaginaba el futuro, pero lo hacía de modo tal que ellos seguían a cargo en ese futuro, moldeado a los parámetros corporativos y capitalistas de los años ’60 y ’70.

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Slender Man: La película del creepypasta más aterrador de la web

Necesitarías el calor de 44.000 personas para minar un bitcoin por mes