in

Mars One: Los primeros pre-seleccionados


Mars One
Mars One

La misión Mars One puso entre la espada y la pared nuestras expectativas de vida y las ideas sobre nuestro futuro al proponernos aplicar para ser los primeros seres humanos que colonicen Marte. En un viaje de sólo ida, 4 personas serán las encargadas de llevar vida al planeta rojo en 2024. En este sentido vídeo nos dejan conocer a los primeros 5 pre-seleccionados, entre los que –lamentablemente- no estoy yo.

Me confieso

Sin ser un poeta, una damisela pretenciosa o un toro enamorado, desde pequeño se me antojaba la Luna. Con su halo blanco de esplendor radiante alumbraba las noches de mi infancia, en las que devoraba enciclopedias gráficas (de esas que se vendían puerta a puerta) absorto ante el descubrimiento de la inmensidad del Universo y toda su fauna y flora, por decirlo de alguna manera. Mi sueño, trunco por las idas y vueltas de la vida, era ser astronauta. Por eso cuando el proyecto Mars One se dio a conocer e invitó a inscribirse para un viaje de sólo ida a Marte, no lo dudé ni un momento: Me iría a Marte, así fuera lo último que hiciera de mí vida.

Imagina ser uno de los primeros colonos de Marte
Imagina ser uno de los primeros colonos de Marte

En mi ceguera fantasiosa creí tener resistencia mental, adaptabilidad, curiosidad, capacidad para confiar y ser creativo e inventivo: las cinco características claves que requiere un astronauta colonizador del proyecto Mars One. No tendría problemas con los muy humildes requisitos siguientes: hablo inglés, tengo facilidad para aprender cosas, no tengo dependencia a ninguna droga ni actividad, no tengo una gran familia y no soy responsable de nadie. Lo más importante: no tengo problema alguno con dejar la Tierra en 2024 e ir a “morir” a Marte, a 56 millones de kilómetros. Sí reconozco que me falta más voluntad para algunas cosas y que estoy algo excedido de peso, pero de aquí al 2024 les juro que hago ejercicio. Ah, y estoy libre de enfermedades y de desórdenes psiquiátricos (creo). Pero no. O no les convenció mi historia y mis deseos, o notaron que tengo más amigos y soy más optimista con mi vida de lo que requieren o simplemente no creyeron en que haré dieta algún día de estos. Lo cierto es que, al día de hoy, no me eligieron para Mars One.

Los pre-seleccionados

Sin embargo otros de los más de 250.000 aplicantes sí han tenido suerte y las cualidades para ser favorecidos por Mars One, y un mini documental llamado Mars One Way está haciendo foco en ellos y sus vidas, esperando a que nos compartan un poco de sus sentimientos, deseos y expectativas por ir a Marte sabiendo que no volverán a la Tierra y que la misión podría durar muchísimo menos de lo disfrutable. Algunas de estas personas tienen familia, parejas, trabajos y vidas establecidas y agradables. Otras se sienten solas y no ven mucho sentido a quedarse en la Tierras. Cada una con su particularidad, todos coinciden en que ir a Marte sería cumplir un sueño, sentirse realmente pertenecientes a la historia de la humanidad como especie curiosa, que pone en riesgo su misma existencia con tal de ampliar el conocimiento.

El documental está realizado por VITA BREVIS FILMS y nos muestra un poco a quienes son los primeros pre-seleccionados por Mars One, y aunque el tono del vídeo es pesadumbroso y algo triste, las expectativas altamente positivas de quienes han corrido la suerte le da un poco de brillo. Todos coinciden en que las posibilidades de ser convencidos de no ir por su familia o parejas son relativamente bajas, pero sólo algunos sostienen esa idea cuando se los indaga un poco más profundamente sobre cuáles son las cosas o personas a las cuales están arraigados en la Tierra.

La idea es crear una civilización allá, más cerca del Sol.
La idea es crear una civilización allá.

La selección final de las personas que irán a Marte se hará a través de un programa de televisión y participarán 6 grupos de cuatro personas, que luego de ser elegidos por los organizadores y “la gente”, tendrán 8 años de entrenamiento para llegar a Marte con todo lo necesario para establecer una base humana y hacer unos cuantos experimentos, para luego, si todo sale bien, vivir hasta donde se pueda. En 2022 dejarán la Tierra en un viaje increíble e inaudito para la humanidad, y desde ahí en adelante no habrá boleto de vuelta.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Miracle Machine

La máquina que hace vino en tres días

Un teclado hecho con ladrillos LEGO