Navegación por cassette: El ancestro del GPS, en cinta

Un prototipo interesante… que no hubiera funcionado en la vida real

navegación

Cualquiera puede utilizar al GPS hoy, y la historia detrás de esa tecnología es en verdad fascinante, pero en más de una oportunidad hemos explorado la posibilidad de utilizar sistemas de navegación «no satelitales» en nuestros coches. Algunos lectores probablemente recuerden al Etak Navigator que debutó a mediados de los ’80, sin embargo, hoy nos encontramos con un muy antiguo episodio del programa Tomorrow’s World de la BBC, que presentó la existencia de un prototipo de navegador basado en cassettes de audio con instrucciones pregrabadas.

El año era 1971. Cualquier persona que debía ir a una dirección específica con su coche y se perdía por el camino tenía generalmente dos opciones: Utilizar un mapa tradicional, o preguntar a un residente de la zona. Suena a prehistoria… pero así funcionaban las cosas. La idea de un navegador personal e integrado al vehículo era muy atractiva, y algunas mentes brillantes de esa época trataron de hacer lo posible para rodear las limitaciones técnicas existentes. Uno de los primeros prototipos fue presentado en un episodio de Tomorrow’s World (que ya iba por su sexto año, con Michael Rodd como presentador), y su paso por esa serie incluyó una demostración:

Tal y como se puede apreciar en el vídeo, las órdenes de navegación eran verbales, no visuales. En esencia, todo el navegador dependía de cassettes compactos y el sistema de radiocassette en el vehículo. Cada una de las órdenes estaba separada por un «blip» con un valor de distancia codificado. Ese valor era registrado por la unidad de control instalada debajo del tablero, encargada de gestionar el funcionamiento del reproductor. Al mismo tiempo, la unidad debía ir conectada al odómetro del coche, para determinar (hasta cierto punto) la distancia recorrida y dar paso a la siguiente instrucción.

Eso nos lleva a uno de los problemas más serios de todo el sistema. Dejando a un lado el detalle de «un cassette por ruta», la precisión del odómetro depende de varios factores, comenzando con el tamaño (programado con un circuito especial) y la presión de los neumáticos. Por otro lado, un simple giro en la dirección equivocada podía arruinar completamente al resto de las instrucciones, al igual que una calle cortada (ya sea por accidente o construcción)… y no olvidemos que aquellos reproductores tenían el desagradable hábito de devorar cintas.

Deja tu voto

9 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 9

Upvotes: 9

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.