in

Sneakerbot II: Imprime tu propio calzado


Las impresoras 3D están expandiendo rápidamente su lista de materiales compatibles, lo que permite abrir aún más el abanico de creaciones al alcance de profesionales y entusiastas. Ya existen varios ejemplos de ropa hecha con impresoras 3D, pero hoy nos encontramos a Sneakerbot II, un par de deportivos que sirven como demostración para un nuevo filamento flexible desarrollado en España.

Si haces una recorrida por YouTube y visitas los canales de los representantes más importantes del mundo DIY, verás que la gran mayoría de ellos ya ha adoptado a la impresión 3D como método principal de fabricación. Aún se está trabajando en el desarrollo de impresoras con un mejor equilibrio entre costo y rendimiento, pero la tendencia se mantiene a favor del usuario, y esperamos ansiosamente que las impresoras 3D sean tan comunes como sus colegas de tinta y papel. Por supuesto, imprimir en 3D implica experimentar con diferentes materiales y configuraciones. La Web está repleta de fracasos coloridos en los que un objeto decide revelar su lado caótico gracias a un problema inesperado con la impresora 3D, pero también hay proyectos que llegan a buen puerto, y que dicho sea de paso, son excelentes. Uno de los más recientes es Sneakerbot II, un modelo para imprimir tus propio calzado deportivo, basado en el nuevo filamento FilaFlex, desarrollado y comercializado por la compañía española Recreus.

 

Para llevar a cabo este trabajo, se necesitó una impresora Prusa I3 (entre 600 y 700 euros, dependiendo del proveedor), el nuevo FilaFlex de 1.75 milímetros, un “infill” del 23 por ciento, y mucha paciencia (22 horas). Tal y como lo demuestra el vídeo, la flexibilidad del material es impresionante, aunque no estoy seguro de qué tan bien resistirá el desgaste natural que sufre cualquier calzado. Afortunadamente, los archivos STL para imprimir nuestro propio par de Sneakerbot II están disponibles de forma abierta y gratuita bajo licencia Creative Commons, por lo que no debería haber problemas a la hora de realizar ajustes en su estética (¿Menos ángulos? ¿Más?) y su funcionalidad (como una suela más gruesa). Si estás interesado, cada bobina de FilaFlex cuesta 23 euros, y existe una buena variedad de colores.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Juegos para móvil de la semana (12/03/14)

ToGL: Valve presenta un traductor de Direct3D a OpenGL