in

GeekyGeeky Thug lifeThug life ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...! Una moneríaUna monería

Cómo hackear al nuevo Nintendo Game & Watch

No es perfecto, pero se puede jugar Contra…


Game & Watch

«Cuestión de tiempo». Con esa frase cerramos el artículo dedicado al Doom funcionando en la nueva edición del Nintendo Game & Watch. Al comprobar que el dispositivo se comporta como una mini consola NES, varios entusiastas comenzaron a trabajar para activar el soporte homebrew, y por extensión, la carga de diferentes juegos. Eso nos lleva de regreso al canal de «stacksmashing», donde explica el proceso (y los requerimientos generales) para respaldar el firmware original del Game & Watch, y desbloquear su procesador.


Salió la NES Classic Mini, y terminó hackeada. Salió la SNES Classic Mini, y terminó hackeada. Los rumores de un Nintendo 64 Classic Mini y un Game Boy Classic Mini son cada vez más fuertes, y estamos seguros de que también terminarían hackeados en tiempo récord. Pero Nintendo colocó sobre la mesa algo diferente en las últimas semanas: Una edición actualizada de su clásico Game & Watch, con pantalla a color y Super Mario Bros. en su interior. Adivinen qué pasó…


«Homebrew» en el nuevo Nintendo Game & Watch


Los vídeos ya muestran títulos como The Legend of Zelda, Super Mario Bros. 3, y Contra. El progreso de «stacksmashing» y Konrad Beckmann ha sido extraordinario, y aunque son los primeros en reconocer que el proceso completo no está listo para un «uso diario», no tenemos dudas de que encontrarán la forma de refinar y simplificar los pasos aún más.

De momento, lo que se necesita para hackear al Game & Watch es un destornillador tri-wing (sí, hay que abrir la consola), un programador SWD compatible con STM32 (algo como el STM32 Nucleo debería funcionar bien), una instalación de Linux o Mac OS para ejecutar los scripts necesarios, y una forma de conectar el programador al Game & Watch, ya sea soldando cables o usando clips.


Usando clips, o soldando cables… pero hay que acceder al PCB directamente

Las instrucciones exactas se encuentran disponibles en GitHub, pero hay una pregunta obvia que debemos hacer: ¿Por qué no usar el puerto USB? La respuesta es que los pines de datos en el puerto no fueron conectados al procesador, sin embargo, los mods USB ya están en camino. El primer paso es obtener una copia del firmware original como respaldo, y desbloquear al procesador. Para lograrlo hay que alimentar al Game & Watch vía USB (además de desconectar su batería) y ejecutar una serie de scripts en el orden correcto. El proceso también requiere apagar la mini consola en el momento exacto, y presionar una combinación de botones.

Una vez que el procesador está desbloqueado, el Game & Watch queda abierto a homebrew, y aquí es cuando interviene Konrad con su emulador NES, basado en un port de Retro-Go para la plataforma ODROID-GO. El sonido funciona a la perfección, y no hay pérdida de framerate, alcanzando 60 FPS exactos. Dos problemas a solucionar son la ausencia de savegames y el standby que no funciona, pero debemos tener paciencia. El hacking del Game & Watch continuará, y definitivamente recomendamos seguir al canal de «stacksmashing» en YouTube.


«Stacksmashing» en YouTube: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Buscar archivos

WizFile: La forma más rápida de buscar archivos en Windows

The Rhino: Todoterreno experimental del año 1954