Diez invenciones predichas por Los Simpsons

La serie de Matt Groening nos ha asombrado, y en más de una ocasión aterrorizado con sus… coincidencias. Desde limoneros robados hasta la candidatura de Donald Trump a la presidencia estadounidense, Los Simpsons cubrió mucho territorio con sus 27 temporadas, y cuando trató de anticipar, inspirar, o por qué no predecir avances tecnológicos, lo cierto es que no le fue tan mal. Aquí tienes diez ejemplos.

Con casi treinta años en el aire, es lógico llegar a la conclusión de que Los Simpsons logró anticipar o directamente predecir más de un hecho. Los ataques del 11 de septiembre, problemas con máquinas de votación, el brote de ébola, tomates mutantes, comida adulterada con carne de caballo, los Rolling Stones aún de gira en 2010… la lista sigue. ¿Pero qué hay de los avances tecnológicos? Honestamente no puedo recordar en cuántos episodios se exploró «el futuro» de los personajes, y en esos tramos los creadores tuvieron la posibilidad de arrojar sobre la mesa toda clase de ideas extrañas… que de algún modo terminaron siendo ciertas. La gente de Alltime10s preparó un vídeo con diez de esas ideas:

 

El primer ejemplo hace referencia a la impresión 3D, o mejor dicho, a la impresión 3D de comida. Una foto tomada por Marge se convierte mágicamente en un pastel, y aunque su transición no fue idéntica, la impresión de comida es algo real, e incluso la NASA lo está investigando. El siguiente es FarmVille. La «inspiración» en este caso llega a través del «simulador de trabajo en el jardín», algo que Bart y Lisa se negaron a hacer por completo en la realidad. FarmVille extendió el concepto a una granja entera, y aquellos con una cuenta en Facebook saben lo que generó. Orejeras de hamburguesas, traductores para bebés (una app para iPhone, en esencia) y aviones reciclados como restaurantes cierran la primera mitad de lista.

El resto de las predicciones nos llevan a cosas como el autocorrector, y en especial sus errores. Dolph trata de ingresar un recordatorio para golpear a Martin en un Apple Newton, y el dispositivo convierte «beat up Martin» en «eat up Martha». De hecho, algunos empleados de Apple citaron a ese episodio como «influencia» durante el desarrollo del autocorrector para el iPhone. Luego siguen los relojes inteligentes, con una breve aparición a modo de comunicador futurista en el episodio «La Boda de Lisa», las tiendas para zurdos, que pasó de ser una idea de Ned Flanders a una tienda real en San Francisco, el detector de sarcasmo (gracias a un algoritmo), y finalmente, los carteles publicitarios que arrojan sangre, cortesía Tomy, Daly (o Itchy y Scratchy), y un cartel real de Kill Bill Vol. 2 en Nueva Zelanda. Imagino que Los Simpsons seguirá anticipando avances mientras continúe en el aire… sólo espero que sean cosas buenas.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *