¿Dónde esconderse en caso de apocalipsis zombie?

No es sólo una cuestión geográfica: También necesitarás recursos

Una serie de extraños ruidos te hacen saltar de la cama, y cuando miras por la ventana descubres que el apocalipsis zombie está en pleno curso. ¿Qué haces? Imagino que la gran mayoría buscará escapar, pero eso instala otra pregunta: ¿Hacia dónde? A menos que seamos parte del movimiento «prepper» y tengamos acceso a un refugio avanzado, lo más probable es que estemos obligados a improvisar sobre la marcha, sin embargo, un poco de geografía nos puede ayudar en gran medida.

El éxito o fracaso de una invasión zombie depende de cuáles sean las habilidades específicas de los infectados. La ciencia ficción los ha presentado veloces (28 Days Later), con un comportamiento similar al de las hormigas (World War Z), y con su clásica lentitud mientras se mueven en grupos (The Walking Dead). Reconozco que bajo los primeros dos ejemplos la humanidad lo pasaría mucho peor, pero el objetivo de fondo no cambia: Sobrevivir, escapar de la horda y encontrar un lugar seguro. En general se cree que la invasión zombie comenzará en alguna gran ciudad (laboratorios y aeropuertos juegan un papel importante), por lo tanto, una reacción normal sería dirigirse hacia el campo, manteniendo distancia de las urbes. El problema es que gran parte de los recursos básicos (agua, alimentos, medicina, combustible, armas y municiones) se concentran allí, lo que vuelve inevitable el conflicto con los zombies, y por supuesto, con otros humanos.

Lo primero que nos viene a la mente al momento de pensar en un refugio son islas. De hecho, muchos países tienen grandes posibilidades de presentar resistencia si implementan una buena defensa, pero llegar allí no es fácil. Como alternativa, el vídeo que acabamos de publicar sugiere algo similar a la isla-fortaleza de Mont Saint-Michel, en Normandía. Está ubicada a una buena distancia de la costa, el puente principal es artificial (o sea que puede ser destruido), y aún con marea baja a favor, es extremadamente complicado llegar a sus muros, algo que quedó comprobado durante la Guerra de los Cien Años. Los defensores franceses jamás perdieron el control de Mont Saint-Michel, y Luis XI supo aprovechar muy bien su aislamiento al transformarla en una prisión.

¿Estamos de acuerdo con la conclusión del vídeo? No necesariamente. Las ventajas geográficas son considerables, sin embargo, cualquier defensa a largo plazo requiere sostenibilidad. Mont Saint-Michel cuenta con un jardín que podría servir como tierra de cultivo para abastecer a un puñado de personas, pero antes alguien debe pensar en llevar allí todos los materiales esenciales allí. Hay mucha gente allá afuera convencida de que la defensa estática es un error, y que lo ideal es estar en movimiento. Me temo que no hay una respuesta definitiva, y espero que jamás nos veamos obligados a conocerla.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 87.500000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 12.500000%

One Comment

Deja una respuesta
  1. La gran pregunta… la putrefacción contribuiría con el calentamiento global? habría exceso de metano (de los cadáveres en putrefacción) así que no creo que una isla sea la solución al menos no si sube el oceano… jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *