El ordenador más pequeño del mundo

Veinte años atrás era normal para cualquier escritorio tener una torre de plástico y metal a su lado, acompañada por un cañón de rayos catódicos como monitor. Hoy, los ordenadores pueden ser tan compactos como una tarjeta de crédito (un buen ejemplo es el Raspberry Pi), pero en la Universidad de Michigan han creado lo que tal vez sea el sistema más pequeño del mundo. Su nombre es Michigan Micro Mote, y es grande como un grano de arroz, lo que abre todo un abanico de posibilidades en el campo de la llamada «Internet de las Cosas».

La mayoría de las compañías han compartido diferentes visiones futuristas, aunque todas ellas coinciden en varios puntos. La idea de una cafetera reconociendo nuestras preferencias, una ducha que ajusta su temperatura de forma automática, lavarropas calculando el consumo de agua a partir de la cantidad de prendas, lámparas que cambian su luz según la hora del día y frigoríficos que advierten sobre alimentos faltantes son claros ejemplos de la famosa Internet de las Cosas. Uno de los grandes desafíos que enfrenta la Internet de las Cosas es la miniaturización satisfactoria de los sistemas actuales, incluyendo la integración de sensores y la capacidad de transmitir datos en forma inalámbrica a alta velocidad.

En la Universidad de Michigan han llevado esta miniaturización al extremo con el nuevo Michigan Micro Mote, el ordenador funcional más pequeño del mundo. Su volumen es de apenas un milímetro cúbico, y posee todos los elementos que permiten llamarlo «ordenador completo»: Entrada (sensores), procesamiento, almacenamiento y salida (transmisión por radio). Su fuente de energía es una celda fotovoltaica de un milímetro cuadrado capaz de generar 20 nanovatios, y el consumo es tan bajo que puede operar con luz ambiental artificial, garantizando un funcionamiento casi perpetuo. Temperatura, presión, y captura de imágenes son algunas de las funciones que el artículo oficial menciona para el Michigan Micro Note, mientras que su alcance máximo de transmisión promedia los dos metros. El siguiente objetivo de los expertos, es incrementar ese rango.

Michigan Micro Mote
Sí, eso es un ordenador

Desde seguridad hogareña y localización de objetos (llaves, mandos a distancia, etc.) hasta el monitoreo de pozos petrolíferos y estructuras complejas de hormigón, el Michigan Micro Mote está haciendo mucho ruido. También se ha considerado su aplicación en medicina, ya que una vez equipado con los componentes adecuados, podría recolectar diferentes datos de nuestro cuerpo, como si fuera un dispositivo vestible bajo la piel.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

2 Comments

Deja una respuesta
  1. “Pronto” tendremos ordenadores completos (con las prestaciones de un Raspberry Pi) en el tamaño de una moneda.

    Sueño con un SmartWatch, que al llegar a casa se conecte inalámbricamente a mi conjunto monitor-teclado-ratón, y cambie su interfaz y comportamiento al de un PC clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.