in

El regreso de Furby


Emisor y receptor de infrarrojos, detector de inversión, pulsación con interacción, pulsador según presión, micrófono simple y reproducción inteligente de lo que va aprendiendo. Tanto que las agencia de inteligencia no lo dejaban entrar a sus oficinas. No hablamos de un dispositivo inteligente, sino de un peluche. Un peluche que vendió más unidades que muchas de las consolas de la época y cuya evolución fue tan extraña que ahora está por salir la tercera generación de Furby, con LEDs, más conectividad y con la misma inutilidad y sobrevaloración de siempre. El regreso de Furby; preparen las billeteras.

No es novedoso que miles de personas hagan fila durante horas y hasta días esperando entrar a tiempo al centro comercial a adquirir una Tablet, un móvil o una consola. Estas cosas también sucedían antes. Por ejemplo, nunca comprendí por qué y cómo fue que Hasbro, a través de Tiger Electronics, pudo doblegar a tal punto las mentes de los humanos y vender 40 millones de Furbys  en los primeros 3 años desde el lanzamiento. Marketing, adorabilidad y alguno que otro término ficticio y de moda más de finales de los 90 debió hacer el trabajo sucio. Pero así fue y la historia ya es innegable. La cuestión es que aquel peluche híbrido entre murciélago, gato, búho y lemming que personalmente creo que era horrible, llegó a tener dos versiones. Una en el 98 y otra en el 2005, y en ambas generaciones de este bicho electrónico “inteligente” que aprendía a hablar a medida que pasaban los días. Ahora está de nuevo, y con unos cambios a tono con nuestra época.

Como antes, pero esta vez más potenciado por los 7 años de diferencia en tecnología con la anterior generación, los Furby estarán dotados de una personalidad que intentará ser única para cada peluche. La personalidad se irá creando a medida que los niños, adolescentes y adultos jueguen con él y hasta se descarguen una aplicación para alimentar virtualmente al tamagotchi peludo, como vimos en el video. Digo, al Furby. El habla, lo que conmovió a los humanos pre 2000, será otra vez la locura de las masas al escucharlo hablar en Furbish e ir haciendo la evolución al idioma del usuario. Como lo hacen desde la versión de 2005, los Furbys podrán moverse al balancearse y podrán mover el estómago al hablar o reírse. Además, podrá usarse su puerto infrarrojo para que algunos hackers puedan intentar interactuar con él de las  más diversas y extrañas maneras.

Pero lo mejor a lo último, y es que la actualización más grande llega de parte de los carísimos ojos LED, que básicamente serán dos mini pantallas que manifestarán las emociones del Furby y reaccionarán cuando este sea acariciado, alimentado o se le hagan cosquillas. La conectividad no se especificó, pero es una seguridad que las actividades estarán ligadas a  las tablets y smartphones, así como a los ordenadores conectados a internet. Aprovechando las próximas festividades, Hasbro pretende lanzar el Furby a las cajas dentro de las próximas semanas para que esté disponible a 60 dólares. Este es el regreso de Furby, ¿tendrá tanto éxito?

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply
  1. Jajajaja recuerdo cuando decian que estos muñecos estaban endemoniados..Estos muñecos se convirtieron en uno de los mayores juguetes de moda en Estados Unidos desde el otoño de 1963 hasta 1965. Con su pelo de colores chillones y sus caras sonrientes, se encontraban en todas las tiendas del país. Aparecieron en 1964 en las revistas Life y Time en sendos artículos que comentaban la «buena suerte» que traían a sus dueños.
    Volvieron a ponerse de moda en breves periodos de los años 1970, 1980 y 1990, con hasta diez fabricantes diferentes.

  2. Fatal el cambio de los ojos , es en gran parte lo que les hacia atractivos a los niños, gran fiasco ese cambio .

    Mejoras?? ,oh con el iphone o un movil android puedo mandarle cosas en INGLÉS claro esta. Yo algo lo domino peroo niños de 6-11 años españoles puessss creo que no la verdad.

    La versión española de 2005 no hacia mucho caso y yo tuve en mi poder las 2 versiones españolas, lo unico que conseguias era un baila furby y decia tu tu tu o baila boguie tu tu tu , o mi rascar espalda o mi rascar barriga y un ronroneo de gato.

    Eso de hablar 2 furbys era casi un milagro que solo debia ocurrir con las versiones inglesas o le tocaron a mis hermanas los 2 furbys con fallo jaja.

    En fin….. tuvo su tiempo y punto.

    Esa es mi opinión

    • #6 A ver, que te quejas de que no dominas el inglés y de que los niños de 6 años no lo entenderían… Pues por más motivo deberían utilizarlo, para aprender inglés, coñ*!! Aprender un idioma no es una pérdida de tiempo, a ver si os entra en la cabeza, es algo útil con lo que poder descubrir y aprender muchísimas cosas.

      Si tus dos Furbys no hablaban entre ellos, será porque no los cuidabas debidamente. Yo tuve el mío, y mi hermana el suyo, y sí que hablaban entre ellos.

      Y que "tuvo su tiempo y punto". Ajá, claro, y por eso en E.E.U.U se agotaron en poquísimo tiempo. Para ti eso no es que ahora hayan triunfado, ¿no? Venga va.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

TerrorDrome: El juego de pelea del terror clase B

Branded: Distopía surrealista sobre el poder de las marcas (trailer)