in

IBM presenta al ordenador más pequeño: Tan grande como un grano de sal

Trabaja con blockchain, cifrado, e inteligencia artificial


La miniaturización ha sido uno de los grandes objetivos del mercado informático, y en general podemos decir que fue alcanzado de manera exitosa. El límite del silicio podrá ser contundente, pero eso no significa que los beneficios de la miniaturización se acerquen a su fin. El último ejemplo llega a través de IBM, que anunció la creación de un prototipo de ordenador cuyo tamaño es similar al de un grano de sal, y carga con el poder de procesamiento de un ordenador lanzado a principios de los ’90.

Decir que el smartphone promedio es un ordenador de bolsillo no es ninguna exageración. Si bien el formato crea algunos problemas de alto perfil (calor y batería), sería una locura negar el excelente trabajo que han hecho los ingenieros al desarrollar sistemas no mucho más grandes que una tarjeta de crédito. Por suerte, los ordenadores portátiles y de escritorio no se quedan atrás, con generaciones cada vez más delgadas y compactas. Pero si pensamos en términos como «el ordenador más pequeño del mundo», debemos concentrar mucho nuestra mirada… hasta observar a un simple grano de sal.

En ese trozo de silicio hay 64 placas base…

Eso nos deja a las puertas de la convención IBM Think 2018, donde el gigante azul presentó un prototipo de ordenador con una superficie de 1 por 1 milímetro. El diseño incluye «cientos de miles» de transistores, una sección dedicada a la memoria RAM, un módulo de comunicaciones, y una celda fotovoltaica que se encarga de la energía. El ordenador puede «analizar, monitorear y transmitir» datos, y en IBM visualizan aplicaciones como el procesamiento de blockchain, tareas básicas de inteligencia artificial, y lo que IBM llama «anclas criptográficas», que combinadas con la tecnología blockchain ayudarán a combatir falsificaciones y proteger la cadena de autenticidad.

1 por 1 milímetro. Incluye memoria y utiliza energía solar.

Dos aspectos muy interesantes detrás de este ordenador es que posee una capacidad similar a la de un sistema de los años ’90, y que el costo de producción se ubicará por debajo de los 10 centavos de dólar. Como siempre, aún falta mucho para que este desarrollo llegue al mercado, pero no es difícil imaginar un futuro en el que cada etiqueta, caja o carcasa se vuelva «inteligente» gracias a un micro ordenador.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Netflix en 1995: La magia del streaming… en 56k

Coche de Uber mata peatón: La primera muerte por un coche autónomo