in

La ilusión óptica de las frutillas que no son rojas

Sale el vestido, entra la fruta…


Una vez más, la red de redes sale al cruce de nuestros sentidos, y nos presenta una imagen que a simple vista no parece demasiado extraña: Un puñado de frutillas sobre un pequeño pastel, colocado en un plato. Todo se ve muy bien, e incluso el rojo de las frutillas las hace muy atractivas… pero ahí está el detalle. La imagen no tiene ni un solo píxel rojo. ¿De dónde sale un color que no existe?

Juegos con espejos, puntos que a veces se ven y a veces no, vestidos malignos que causan caos en la red… el equipo formado por ojos y cerebro es crítico para el ser humano, sin embargo, nos tiene acostumbrados a situaciones inusuales por observar cosas que no están allí, o que en realidad son completamente diferentes. Ya hemos explorado las razones en un artículo previo: El cerebro tiene una cierta preferencia por la velocidad sobre la precisión, y se apoya mucho en experiencias anteriores, recuerdos, y expectativas. Dicho eso… te ofrecemos un pastel con frutillas:

«Runtime error en ‘veofrutillasrojas.exe’…»

Ahora, ¿son realmente frutillas? Las características físicas están allí, desde su textura hasta el núcleo. Aún así, hay algo mal en ellas: No son rojas. Sí, tu cerebro reporta a partir de la información recibida que las frutillas parecen rojas, pero su conclusión es incorrecta. Todo lo que debes hacer para comprobarlo es descargar una copia de la imagen, introducirla en tu editor gráfico favorito y hacer zoom al máximo. Lo único que encontrarás son varios tonos de verde, gris y cian. Incluso el mínimo amarillo que vemos en el pastel no es efectivamente amarillo. ¿Qué es lo que sucede?

No encontré un solo píxel rojo, pero quedan invitados a hacer la prueba

El fenómeno es conocido como constancia de color, y en términos relajados, es la corrección de color que nuestro cerebro aplica sobre las cosas que vemos en diferentes condiciones de iluminación. No es lo mismo una frutilla a la luz del día, que bajo la luz de un tubo fluorescente, pero aún así la vemos roja en ambos casos. En cierto modo, lo que hacen las fuentes de luz es contaminar el color, y nuestro cerebro debe compensar. La imagen fue creada por el profesor Akiyoshi Kitaoka de la Universidad Ritsumeikan, y su cuenta de Twitter está repleta de ilusiones ópticas. Como era de esperarse, varias personas salieron a disputar la «ausencia de rojo» en la imagen, pero nuestro camino llega hasta aquí…

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Raspberry Pi Zero W: Conoce al nuevo Pi con WiFi y Bluetooth

Hard Configurator: Aplica y administra restricciones en Windows