in

Hard Configurator: Aplica y administra restricciones en Windows

Una forma de evitar problemas

Hay ocasiones en las que Windows le da al usuario demasiadas libertades, y si eres alguien que se la pasa reparando ordenadores de familiares que instalan verdaderos horrores en el sistema operativo, creo que entiendes eso a la perfección. Ahora, Windows ofrece varios mecanismos de restricción sobre los perfiles existentes, pero su gestión es incómoda hasta la médula. Hard Configurator brinda una pequeña interfaz que reduce la activación de esos mecanismos a un par de clics.

«Ante la duda, no». Es una frase que hemos repetido hasta el aburrimiento en el mundo de la informática, pero que pocos usuarios siguen a rajatabla. Por el bien de la integridad de nuestro ordenador, es preferible perder una oportunidad que invitar al desastre. La mayoría descubre esto por las malas, con reinstalaciones completas de Windows, pérdida de información, y sobre todas las cosas, mucho tiempo y dinero. Claro que, hay diferencias importantes entre «descubrir» y «aprender». Muchos usuarios saben exactamente lo que puede pasar, pero aún así no cambian su forma de usar al sistema. En esos casos, tal vez lo mejor sea activar ciertas restricciones en los perfiles de Windows…

La interfaz es espartana, pero no se necesita más

… y así llegamos a Hard Configurator. Básicamente, lo que hace es entregar una interfaz alternativa para habilitar restricciones con un solo clic y evitar todo el paseo de la edición del Registro y las Directivas de Grupo. Algunas de las opciones más agresivas se encuentran bajo la categoría de «políticas de restricción de software», que limitan la ejecución de ciertos programas por ruta de ejecutable, hash, y extensiones. Hard Configurator también desactiva la ejecución de PowerShell (algo que ya vimos en parte con Windows 10 Cloud), la posibilidad de abrir programas con privilegio de administrador y/o desde unidades extraíbles, y el uso de fuentes no confiables en Windows 10, entre otras cosas.

Hard Configurator tiene potencial, sin embargo, carga con varios bordes filosos. Durante mis pruebas encontré múltiples errores de interfaz, incluyendo secciones de ayuda completamente en blanco. En la primera ejecución fui recibido con un «Yes/No» sin información adicional, y en un salto de fe comprobé que la pregunta era si deseaba crear un punto de restauración. Todos los detalles avanzados del programa están disponibles en un archivo PDF con 33 páginas. En resumen, Hard Configurator es útil y fácil de usar, pero debe ser asimilado antes.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La ilusión óptica de las frutillas que no son rojas

Metadefender: Analiza los archivos antes de descargarlos