in

La patente de Sony que registra tu ADN

La privacidad y el anonimato en la Web son dos conceptos defendidos a rajatabla por personas y organizaciones alrededor del globo, pero también están aquellos que desean saber quién eres realmente, y desean saberlo en todo momento. Hay muchas razones para ello, y una de las que ofreció Sony al presentar esta nueva patente fue la de determinar con precisión si el usuario es quien realmente está usando una consola, un smartphone o una tablet, para presentar esquemas de publicidad a la medida o impedir el acceso a cierto contenido por parte de otros usuarios no autorizados. ¿Cómo cree Sony que puede hacerse eso? Con tecnología biométrica, desde lectores de huellas digitales hasta verificación retinal, y por supuesto, análisis de ADN.

Hay cada vez más personas conectadas a la Web, y cada vez más dispositivos compartiendo información a toda hora. Servicios en línea, juegos, aplicaciones, y entornos colaborativos reúnen a usuarios bajo múltiples plataformas. Y el número sigue en ascenso. La demanda es cada vez mayor y la competencia se mantiene en un nivel feroz. Sin embargo, las empresas todavía tienen en vigencia algunas de las ideas de la vieja escuela. No dudan ni un segundo en usar a la Web para sus propósitos, pero a la hora de distribuir contenido u otorgar acceso a sus servicios, buscan aplicar “sus” reglas, y no las de la Web. Con eso en mente, se vuelve crítico para las empresas determinar si los usuarios de sus recursos son realmente quienes dicen que son.

Así es como aparecen patentes al estilo de la presentada por Sony en mayo pasado, y que fue recientemente otorgada. El nombre es algo como: “Proceso y aparato para identificación automática del usuario de electrónica de consumo”, y plantea que si bien existen procesos en ciertos dispositivos que solicitan información personal del usuario (como por ejemplo, en un proceso de validación), existen otros sistemas que no sólo poseen múltiples usuarios, sino que son incapaces de determinar cuál de ellos es el usuario originalmente registrado. Al mismo tiempo, un proceso de validación convencional solicita la confirmación de identidad cuando el dispositivo es encendido, ignorando el resto de la sesión. Para corregir esto, la patente de Sony invoca varios ejemplos de tecnología biométrica, desde la lectura de huellas hasta reconocimiento facial, registro de patrones de voz, escaneo retinal, y analizadores de ADN. Ratones, pads de consola, televisores y hasta mandos a distancia son algunos de los dispositivos citados en la patente.

Publicidad personalizada, restricción de acceso a cuentas en línea y reducción de la distribución de contenido ilegal son tres de las ideas principales que se pueden encontrar en las doce páginas de la patente. Primero, al tener una asociación mucho más precisa entre un usuario y un servicio, la compañía de turno puede crear un perfil que se adapte a las preferencias de uso/consumo, brindando publicidad a la medida sin requerir de otros datos delicados, como dirección y teléfono. En cuanto a los otros dos casos, nos vienen a la mente sistemas en línea como la PlayStation Network, y por supuesto el intercambio de archivos. En lo personal no puedo negar que asusta un poco, pero tampoco hay que entrar en la paranoia, porque no es más que una patente. Sin embargo, si alguien decide integrar alguna capacidad biométrica a sus dispositivos con el objetivo de obtener perfiles de usuario más elaborados, lo más probable es que deba entregarle algunos billetes a Sony.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

5 Comments

Leave a Reply
  1. Bueno, en un futuro el soft pirata vendrá con una botellita con ADN del comprador original.. ok, o si es por huella digital con una gomita que tenga la huella.. jejeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sensores portátiles generan mapas en tiempo real (vídeo)

NOTT-300, un compuesto que reduce las emisiones de CO2