in

MAG-LEV Audio: El primer tocadiscos… ¿flotante?


El vinilo está experimentando un regreso que ha destrozado por completo las teorías y los cálculos de muchos expertos. Incluso el año pasado se dijo que las ventas de vinilos movieron más dinero que el streaming patrocinado, y aunque se trata de un mercado pequeño en comparación con otras tecnologías, sus entusiastas saben lo que quieren, y no dudan en colocar un billete sobre otro. Dicho eso, acaba de aparecer un nuevo tocadiscos llamado MAG-LEV Audio, y como lo indica su nombre… el plato flota.

Está bien, creo que debemos pisar con cuidado aquí. Las guerras sobre calidad de audio han alcanzado proporciones legendarias en algunos foros, lo que confirma el perfil subjetivo de todo el conflicto. En lo personal vengo arrastrando una otitis externa desde hace días, y si alguien me preguntara si una cosa u otra «suena bien», honestamente no podría responder. Nuestros oídos pierden capacidad con el paso del tiempo debido a múltiples factores (envejecer es apenas uno), y un formato o un dispositivo de reproducción especial no va a cambiar eso. A todo esto se suman compañías que con el objetivo de obtener un rápido beneficio económico apelan a diferentes términos (supuestamente, los conectores dorados son «hiper-uber-HQ»), los cuales al final del día no significan nada. Ahora, invoco a la merced de los entusiastas que llevan muchos años como jinetes del vinilo para que me ayuden con este… tocadiscos flotante.

 

No, no es un error. El MAG-LEV Audio es un tocadiscos con un plato flotante. Por supuesto, la levitación magnética es real, y ya encontramos funciones efectivas para ella, como los trenes y los rodamientos. Sin embargo, hay algo extraño al ver esa tecnología aplicada a la música. Los únicos datos técnicos nos hablan de un sistema semiautomático, un brazo Pro-Ject 8.6 y una cápsula Ortofon OM 5E, soporte de reproducción en 33 y 45 RPM, pies retráctiles que surgen de la bandeja y sostienen al plato cuando el tocadiscos está apagado, y un UPS integrado con la energía suficiente para retirar el brazo, detener el disco y extraer los pies. Después de todo, nadie quiere que el plato salga volando al primer corte de electricidad. El peso neto del tocadiscos es de 8.8 kilogramos.

Como era de esperarse, el MAG-LEV Audio está buscando apoyo financiero a través del crowdfunding, y su campaña en Kickstarter quedó muy cerca de alcanzar la meta original de 300 mil dólares. En estos momentos, el precio del tocadiscos es de 880 dólares, y si todo sale bien, las primeras entregas se llevarán a cabo en septiembre de 2017. Voy a ser sincero: El vídeo promocional no me alcanza, y me gustaría ver un prototipo.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

ScreenWings: Bloquea capturas de pantalla en tu ordenador

OnlyOffice: Un paquete ofimático open source